CHILECITO – Día de la Lealtad, génesis del Movimiento y charla con el Dip Ricardo Herrera

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el año  1945, una multitud se reunió en Plaza de Mayo en apoyo a Perón. Luego de su histórica alocución, Perón fue liberado retomando su actividad política. Desde entonces, cada 17 de octubre es una fecha especial para los seguidores de un movimiento . En dialogo para El Tala, el Diputado Ricardo Herrera opinó sobre le presente  señalando que  no se pueden “el lujo de estar divididos en estos momentos que más nos necesita el pueblo”. AUDIO

El 17 de octubre de 1945 despertó el pueblo invisibilizado y desde siempre silenciado. Los obreros dejaron sus fábricas, los trabajadores del comercio, los empleados públicos y los que hacían tareas agrícolas, los “cabecitas negras” desplazados, los cuentapropistas… todos ganaron las calles de Buenos Aires… fijó de algún modo el tipo de relación que Perón tendría con los trabajadores. La primera vez que estos se movilizaban ocupando el espacio urbano y haciendo sentir su presencia, lo hacían a efectos de obtener la libertad de Perón.

El peronismo fue un fenómeno esencialmente cultural. Con él se puso en marcha un proceso de cambio de mentalidad, un nuevo país. El subsuelo de la Patria encontraría en Juan Perón un hombre con la fuerza necesaria para transformar irreversiblemente la vida de los sectores más olvidados.

En dialogo para El Tala, el Diputado Ricardo Herrera reflexiono acerca del significado que tiene el 17 de octubre para el movimiento peronista. Sobre la lealtad afirmo: “es un valor muy caro a los sentimientos del pueblo peronista y cada vez que el peronismo se encuentra en momentos difíciles  es donde más resalta este valor”. Ademas, destaco que “con un abrazo, un mensaje, con una palabra de aliento, me parece que cumplimos ese precepto y un valor que nos ha dejado el General Perón que debemos honrar en cada día con cada acción y con cada actitud nuestra frente a un compañero que más lo necesita”.

En referencia al llamado de unidad proclamado desde el sector justicialista en el contexto político actual, expresó que “hoy más que nunca el peronismo debe estar unido. No nos podemos dar el lujo de estar divididos en estos momentos que más nos necesita el pueblo de La Rioja y el pueblo de la Argentina. El peronismo tiene que volver a ser gobierno y el peronismo tiene que volver a ser una opción de lealtad. Para nosotros es un desafío muy grande, una responsabilidad muy grande, en quienes tenemos la tarea de dirigir, o de conducir o de acompañar un proceso dentro del partido justicialista”.

Los hechos que marcaron el movimiento de apoyo a Perón

Perón irrumpió en la vida política argentina como uno de los organizadores de la revolución militar de 1943. Pero el verdadero tránsito de militar a político de Perón se produjo a partir del momento en que asumió en diciembre de ese año la Secretaría de Trabajo y Previsión; y comenzó desde allí una decidida e inédita política social destinada a hacer realidad los derechos laborales de los trabajadores.

A mediados de 1944 ya se había convertido en el hombre fuerte de la Revolución de 1943. Su acción desde la Secretaría de Trabajo y Previsión fue la defensa de un rol activo de los sindicatos en la sociedad y la necesidad de reformar las relaciones laborales en beneficio de los trabajadores para equilibrar el poder de los empresarios y la importancia de implementar la ayuda social a los más postergados.

Perón sabía que estas acciones a favor de los trabajadores le traerían grandes diferencias con los sectores del pensamiento militar clásico. Este conflicto estalló el 9 de octubre de 1945. Tuvo que renunciar a sus cargos que por entonces estaba ejerciendo en el gobierno militar -Secretario de Trabajo, Ministro de Guerra y Vicepresidente- y el 13 fue arrestado en la isla Martín García.

Su regreso al poder ocurrió, únicamente, porque el 17 de octubre se produjo una reacción masiva de los trabajadores que -beneficiados por su política social y desbordando a sus propios dirigentes que habían convocado una huelga recién para el 18- abandonaron sus puestos de trabajo y ganaron la calle ese día y convergieron sobre la Plaza de Mayo, a la que ocuparon pidiendo por él.

Aquel 17 de octubre los trabajadores toman especial conciencia de las raíces históricas del movimiento. Puso en evidencia la ruptura con un orden liberal conservador antipopular, marcando como horizonte la lucha por la emancipación, la soberanía y la justicia social. En ese hecho simbólico quedó definido el proyecto de país que traía el peronismo. Tal como lo destaca Scalabrini Ortiz “era el subsuelo de la patria sublevado”, en estas pocas palabras condensa todo el significado político de lo que ocurría. Era el subsuelo, los trabajadores constituían los cimientos del país y a la vez permanecían en las sombras, sometidos, invisibilizados, el peronismo vino a terminar con ese lógica, los puso en el centro de la escena y les propuso defender la patria justicialista.

Esa plaza colmada vislumbraba una nueva Argentina. Algo se estaba transformando, algo que iba a cambiar para siempre la historia de nuestro país. Fue elegido por su pueblo tres veces Presidente de todos los argentinos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.