Opinión – Que la inocencia nos valga

pobreza

“Pienso que es el día de los santos inocentes y que en la jornada se cruzaran y sucederán cargadas, “tomadas de pelo” y la inventiva, a veces simpática, a veces cruel, de la afamada y contradictoria picardía criolla”. Por Delfor “Pocho” Brizuela

 Son las primeras horas del día 28 de diciembre. Hoy La Rioja ” querendona” al decir auténtico de Angelelli, fué un horno.

A pesar de unas gotas que cayeron a medianoche, no se puede estar en el interior de casa, que como todas las casas riojanas, guardaron el sol abrasador en sus entrañas.

El reloj indica la 1 y 30 hs y yo, alivio la furia de calor en la puerta, tratando de cosechar algo, de una brisa minima y escasa, pero reconfortante.

Pienso que es el día de los santos inocentes y que en la jornada se cruzaran y sucederan “cargadas”, “tomadas de pelo” y la inventiva, a veces simpática, a veces cruel, de la afamada y contradictoria picardía criolla.

Aunque sea parte de nuestra cultura o incultura, lo cierto es que no tiene nada que ver, con la historia a la que nos remite el texto evangélico que da lugar a esta conmemoración cristiana.

Es el capitulo dos de Mateo, el que se detiene en un hecho singular:  …”unos hombres sabios, entendidos en Astronomia, los Magos de Oriente, interpretaron en su perpicaz y aguda inteligencia, que algo grande y decisivo para los pueblos inquietos y anhelantes de libertad, dignidad y justicia estaba aconteciendo, en un  changuito recién nacido”.

En su pesquisa por encontrarlo, fueron al Rey Herodes, la autoridad del imperio, en tierras de Judea, que, como suele suceder con los poderosos,  estaba en otra, pero que ésta noticia le inquietaba y atormentaba, en su ambición desmedida y su sed indómita de poder y dominación.

Con una dosis de cinismo, les pidió a los sabios, que le pasaran datos sobre el paradero del recién nacido, intuyendo o presintiendo, que ese alumbramiento, era el comienzo del ocaso de su reinado.

Los sabios, que sabian por sabios, pero más por viejos, no le dieron señales de vida y se marcharon sin aviso.

Herodes se reconoció en problemas, consultó encuestas, y confirmó con los adulones del poder, que ese niño, era expresión de todas las rebeldías contenidas del pueblo sometido y que su presencia provocaría “lio”, como caracterizó acertadamente  el Papa Francisco, al espíritu transgresor de lxs jóvenes.

Con dos angeles desvelados de miedo,montó en ira contra esos potenciales revoltosos, los niños, que como hoy, más de la mitad,eran pobres, de pesebres de desnutrición,enfermedad y abandono, y dispuso la crueldad, como remedio a la rebeldia, asesorado por alguna Bullrich de la época, ordenó ” gatillo fácil” a todos los menores de dos años , resolviendo su problema: El Poder.

Por lo tanto, el dia de los Santos inocentes,lejos del chiste y la avivada, es un asunto politico: asumimos como Jesús, la causa del amor que es Pan, Techo, Salario, Salud para el niñx Innumerable de Tejada Gomez, que nos golpea, molesta y pregunta, “porque a ésta hora exactamente hay un niñx en la calle”.

O nos quedamos mediocremente quietos e  indiferentes, en el “chiste” cómplice, de que todo siga igual.

Y esto no es un chiste.

Es una desgracia y una vergüenza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s