Memorias de los Mártires Riojanos – Wenceslao Pedernera – Segunda parte

52816975_1119323241525328_8377881280523534336_nPor Raúl Brizuela –  La aceptación –  “Coca”,  esposa de Wenceslao recuerda; “Cuando éramos novios yo soñaba casarme de blanco y por la Iglesia, yo era muy religiosa, pero él no, `yo a los curas no los quiero`, me decía, entonces le dije que no me casaba.  Después de unos días volvió para decirme que estaba dispuesto a casarse por la Iglesia”.

La conversión; Por esos años, se construyó, dentro de la finca Gargantini,(ubicada en B° Ortega, La Florida) de los campamentos Rivadavia, Mendoza,una Iglesia en donde se hacían procesiones y novenas a cargo de sacerdotes misioneros y a las que asistían muchísimos fieles. Fue en una de esas misas en las que Wenceslao oyó un mensaje bíblico que cambió su forma de pensar respecto a la institución eclesiástica. En la “Iglesia de Gargantini” como se la conocía, ambos conformamos, la primera comisión pro templo, junto a otros vecinos,por iniciativa del Padre Plaza, en el año 1968, Wence fue nombrado en la coordinación, del movimiento rural de la acción católica argentina, para la región cuyo,

“A partir de eso Wence se entusiasmó mucho, no le importó más nada. Lo único que le interesaba era Cristo y la Iglesia.”

Ahí conocimos a Carlos Di Marco y Rafael Sifré que trabajaban a nivel nacional y mundial porque solían viajar al exterior también. Ellos tenían mucho contacto con monseñor Angelelli y querían que Wence se venga a La Rioja, porque hacían falta personas como él para trabajar en la Iglesia, o con la gente necesitada. Yo no quería venirme porque estábamos bien en Mendoza. “Acá también hay gente necesitada le decía yo”, pero él, que ya había hecho un primer viaje a La Rioja, me decía que `La Rioja es otra cosa, vos no sabes cómo es la gente allá`.

El carisma de monseñor; Cuando Wenceslao conoció a monseñor Angelelli, decía nunca haber visto un hombre como él, “muy volcado a la gente más humilde”, narro coca, y agrego, “eso fue lo que más le atrajo de Angelelli”

Rafael Cifre; En su libro, “Sin echar raíces, sigo caminando.”

Cuenta; que cuando wenceslao, coca y sus hijas dicen que quieren venirse, y unirse a nuestra lucha por la tierra, les contamos como estaba la situación, que no era conveniente que se vinieran que esperaran un tiempo hasta que aclarara, convencidos que lo nuestro pasaría, ya que no habíamos hecho mal a nadie,y que ellos iban a cargar con el peso de una historia, y con motes que nos habían puesto, y de la que ellos no habían participado.

Surge la posibilidad de comprar un terreno, en Anguinan, que era de Adolfo Santochi, unas 100 hectáreasmás o menos, con una perforación, y riego por aspersión para unas 50 hectáreas, Tenía una pequeña casita, con dos habitaciones y un galponcito, que dividimos e hicimos la cocina y otra habitación. Y por último el baño, es ahí donde se integran Wenceslao, Coca y las hijas, y también Gonzalo Llorente, formando una nueva comunidad.

El amor a la familia: Cuenta Rafael Cifre, que cuando empezó a dar vuelta en la cabeza la idea de salir del país, porque la situación se tornaba cada día peor, y que Angelelli les decía; “changos, ustedes saben que yo los quiero mucho, no carguen en su conciencia sus muertes”, y agregaba, “estos son tiempo de vivos, no de mártires”,como invitándolos a salir del país, lo invitaban a Wenceslao, y la respuesta de él era, “no, vayan ustedes, si a ustedes los buscan, a donde voy a ir yo, con mi familia, con tres niñas, y solo tengo tercer grado, vayan ustedes, acomódense y después voy yo”, su esposa y sus hijas integradas a su vida, en todo momento y circunstancia.

 El descanso; En los momentos de descanso, cuenta Rafael, que se sentaba en un sillón, apoyaba bien la espalda en el respaldo, y se sobaba el estómago, (la pansa), en forma circular, y que lo cargaban los compañeros, imitándolo, y que el respondía, “ya vas a llegar a mis años, y te quiero ver la pansa”

LA CAUSA;La causa; Sufrió postergaciones, con argumentos irrisorios,  Los principales implicados en esta causa son Luciano Benjamín Menéndez y Osvaldo Pérez Bataglia (ya fallecidos ambos), que coordinaban la represión ilegal en La Rioja. Y solo queda, el alférez, (en esa época) Britos que es el único de los acusados con vida, y se dificulta juzgarlo, porque fue extraditado por otra causa, se busca incluir esta causa en la extradición, para poder juzgarlo. Seguimos esperando el juicio. En la actualidad el abogado representante del obispado para esta causa es el Dr, Luis Martines, quien hace ingentes esfuerzos para lograr llegar al juicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s