Mártires Riojanos – Delfor Brizuela le responde a los sectores conservadores del catolicismo

201212071203001e4d7d

“Ladran Sancho, señal que cabalgamos”, es la frase que encabeza la respuesta de “Pocho” Brizuela  a las injurias de sectores ultra conservadores católicos que atacan  el proceso de beatificación de Monseñor Angelelli.

Ladran Sancho, señal que cabalgamos

Es lo que se siente al leer las injuriosas argumentaciones de Maria lilia Genta, en un escrito publicado recientemente en el diario ” La Capital” de Mar del Plata.

En el mismo, repitiendo lo dicho anteriormente por grupos conservadores y fanáticamente reaccionarios, pretenden desautorizar lo decidido por el Papa Francisco, de reconocer el martirio y la vida evángelica de fray Carlos de Dios Murias, El padre Gabriel Longueville, el laico campesino, Wenceslao Pedernera y el Obispo Enrique Angelelli.

Lo hace, manifestando un desprecio por la democracia, por La Justicia del Estado de Derecho, por el sentido liberador , dignificador y humanizante del mensaje y la auténtica praxis cristiana, haciéndo apologia de la doctrina de la Seguridad Nacional y su consecuencia politica: El Terrorismo de Estado y  sosteniendo una visión estática,corta y mezquina de la Sociedad, que consagra la naturalización de la Injusticia y la desigualdad como algo intocable, inevitable y fatal.

Con ésta armadura ideólogica y una actitud inspirada en el paradigma de la Inquisición, la condena, la hoguera y la dureza agresiva de la descalificación, provoca providencialmente, la confirmación de una certeza: Los cuatro son mártires auténticos,no hay duda. Lo confirma su terca y lamentable torpeza.

Signos de contradicción como el Maestro de Galilea, levadura en la masa, sal de la tierra, semilla enterrada, que da frutos, reino nuevo de justicia, amor y verdad.

Le damos gracias, porque sus injurias, los identifican a los cuatro, aún más, con el injuriado, perseguido y crucificado, por los señores del Templo y del Palacio, el Jesus histórico, el Mártir entre los mártires, el Hijo de Dios, que puso su morada entre nosotros.

Grande favor nos hace con su escrito enojado y agrio. Desahuciado de amor, de encarnación, de historia y de coraje.

Le invito a que se atreva a caminar en la Alegria, para sentirse plena y no encogida y ahogada en la cerrazón que endurece y mata.

Rompa esa coraza y caparazón de piedra, y eche andar la libertad de hija e hijo de Dios, con el corazón ardiendo de amor hasta el extremo, como el de los cuatro mártires riojanos, semilla y señal de Dios  bueno, en medio de su Pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.