fotos-bandera-argentina-6

Por Delfor “Pocho” Brizuela – “El gobierno nacional sigue con su receta o la del FMI: entrega de soberanía, ajuste a los trabajadorxs y jubiladxs, censura a periodistas  y  persecución política. Pero aún así,  la vida y la esperanza se abre camino con una propuesta que nos permite palpitar un futuro para todes”.

Todo esto se verifica en la concesión de áreas petroleras, dentro de nuestra plataforma marítima (lo que rodea a nuestras Islas del Atlántico Sur) a empresas piratas, que han venido desarrollando actividades explorativas ilegales y que de este modo, a contramano de la ley argentina, se le blanque la actividad y la usurpación perpetrada.

Esto, a todas luces es entrega y colonialismo explicito.

Suspensión de la moratoria jubilatoria para amas de casa, como ya se hizo con anterioridad, de otros sectores sociales, para que las cuentas cierren y quedar bien con el Fondo y sus condiciones. Nuestras amas de casa no importan. Importa el déficit  cero e importa mucho más endeudarnos por los siglos de los siglos, en esto no importa el déficit cero.

Censurar la libertad de Prensa y expresión a periodistas de la televisión pública, que con responsabilidad y profesionalismo, procuran informar los hechos de nuestra vida nacional e internacional.  Para ellos y ellas, comisarios y silenciamientos.

Por último, la Justicia, usada como partido y aparato de persecución a lxs opositorxs políticos del oficialismo nacional, sin garantías del debido proceso, privando a lxs imputadxs la incorporación de pruebas, limitando el derecho de defensa, prejuzgando mediáticamente, es decir colapso del estado de derecho, patético y grotesco en el juicio oral contra la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, victima, como otros y otras, de una artera campaña persecutoria.

Así estamos, pobre Argentina;  aunque ahora, también “amenazados” de vida y con nuevos   brotes de Esperanza, surgidos de la doble “F”,   que amanece con un  futuro para todes.

Delfor «Pocho» Brizuela y La 20