Ante la falta de  novedades en la investigación por parte de la Justicia, familiares y vecinos  realizaron una marcha desde el barrio Desatanudos al Centro. El reclamo, llevado a cabo este viernes que pasó,  fue   encabezado por la Madre de Sabina,  Paulina Garnica, quien le reclamó  celeridad en la investigación.

El cuerpo de Sabina Janeth Condori Garnica de 11 años de edad, fue encontrado el domingo 14 de abril por la tarde noche, en un sitio baldío que se ubica en la intersección de dos calles proyectadas del barrio Virgen Desatanudos, en la zona sur de esta capital. Por el caso de sabina hay cuatro detenidos entre estos un vecino.

El informe preliminar determinó que la víctima habría sido atacada sexualmente y que su muerte pudo deberse a una «asfixia por comprensión manual, con obstrucción de las vías respiratorias». Se esperan el informe de análisis de ADN que fueron enviados a Salta.

 El femicidio de Sabina fue un duro golpe para la comunidad y para lxs militantes sociales que trabajan  con merenderos y asistencia escolar en el barrio, ya que todxs la conocían. Las horas de desesperada búsqueda,  casi en la oscuridad y el hallazgo del cuerpo de la niña, en el pastizal de un terreno baldío,   dejaron  al descubierto la ausencia  de alumbrado público  y abandono en materia de urbanismo.