Mensaje del padre Roberto Queirolo en las Fiestas de Invierno de San Nicolás

San Nicolas2

En el marco de las fiestas de invierno del Patrono riojano, San Nicolás de Bari, el padre Roberto Queirolo dejó su mensaje.

Fiesta de San Nicolás La Rioja 07/07/19

Queridos Amigos:

Queridos Devotos de San Nicolás

Querido Pueblo Riojano

Un año más la bondad del Señor ha querido que podamos congregarnos como pueblo… Creyente a los pues de nuestro santo Patrono para rendirle el homenaje que desea nuestro corazón.

Una vez más, como todos los años, podemos dar desahogo a nuestros sentimientos de hijos de Dios para decir ¡Presente! En esta ocasión.

Una vez más, pero con renovado fervor, nos reunimos en esta plaza frente a la catedral, Santuario de nuestro Santo Moreno, para dar gracias y pedir su ayuda y e intercesión.

Porque hoy no es solo una fiesta religiosa importante, que lo es, para todo riojano.

No se trata tampoco de un “minitinkunaco”: un recuerdo de aquel hecho histórico fundacional de nuestra riojanidad que todos los años conmemoramos el 31 de diciembre.

En esta fiesta “de invierno” queremos agradecer a Dios que la iglesia, en su máxima expresión, haya reconocido, celebrado y enaltecido la fe de nuestro pueblo y su secular devoción a este, nuestro santo patrono. Porque de eso se trata cuando hablamos de aureolización.

8a8f8c07-1f9c-4fd8-99d3-855af09ca90f.jpg

Este gesto extraordinario por el cual el Sumo Pontífice, el Papa, quiso reconocer, valorar y honrar la fe de nuestro pueblo creyente, otorgando a la venerada imagen de su Santo Patrono dicha distinción.

Se trata entonces de confirmar la devoción de nuestra gente sencilla, de los más humildes, de los que más sienten la necesidad de su asistencia, de su protección.

Es cierto que este sentimiento nos une a todos, también a intelectuales, pudientes, clase dirigente que se sienten convocados para honrarlo. Pero sin duda que la devoción es más honda, más fuerte, más sentida, por los que sabiéndose necesitados de todo, acuden a quien nunc a les falta, al que no pide nada a cambio, al que siempre está dispuesto a auxiliarnos.

Y por cierto, la dura realidad que nos golpea, manifestada en desempleo, cierre de fuentes de trabajo, salarios por debajo de las necesidades básicas empleos en negro, una inflación nunca antes conocida, con una dirigencia errante, hacen que se busque una Ayuda Superior a las limitadas fuerzas humanas.

No podemos, por otra parte, menos de alegrarnos, reconocer y felicitar por las recientes medidas de orden financiero tomadas en nuestra provincia para ayudar a paliar, momentáneamente, la dura situación vigente. Pero también sabemos que no alcanzan.

Es por ello que hoy, nuestra realidad provincial y nacional nos urge al compromiso, a la creatividad. A no ser solo testigos o comentaristas de la situación sino a poner el hombro para seguir adelante.

Felicitamos por ello y alentamos a quienes han sabido preservar sus fuentes de trabajo transformando sus productos, formando cooperativas, los comedores barriales, Cáritas y toda forma digna de acudir en auxilio de los más necesitados. Son formas concretas de recibir la bendición evangélica, porque “tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estaba desnudo y me vestiste, de paso y me alojaste”.

Las tres T que nos recordaba el Papa Francisco “Tierra, Techo y Trabajo”.

Por eso invitamos a todas las comunidades – parroquias, capillas, asociaciones, grupos, cofradías- a mantener presente su Mensaje. A recordar- pasar por el corazón- su legado.

A hacer vigente, actual, apremiante su lucha por la justicia, por una sociedad mejor.

Y dejo para el final lo que ocupo el primer lugar en esta novena diocesana que acabamos de celebrar: la juventud.

228e7baa-6107-4c46-bc38-f878f52bc86f.jpg

El Papa ha querido manifestar la importancia, el valor y la trascendencia que tiene este tema siempre, pero especialmente en nuestros días. Y, con su sabiduría de anciano y de Pastor, desenmascara la falsa concepciones sobre la juventud, que oculta su verdadero valor y la pretenden marginar de la construcción de un  mundo más humano y más cristiano.

En su documento “Christus Vivit” de marzo de este año, el Papa recogen la el fruto de una amplia consulta a nivel mundial y de largas y profundas reflexiones a cargo de obispos, sacerdotes, laicos –todos ellos especialmente elegidos- sobre los jóvenes en el mundo. Comienza así su mensaje (1)

 

  • Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la más hermosa juventud de este mundo. Todo lo que Él toca se vuelve joven, se hace nuevo, se llena de vida. Entonces, las primeras palabras que quiero dirigir a cada uno de los jóvenes cristianos es ¡Él vive y te quiere vivo!
  • Él está en ti, Él está contigo y nunca se va. Por más que te alejes, allí está el Resucitado, llamándote y esperándote para volver a empezar. Cuando te sientas avejentado por la tristeza, los rencores, los miedos, las dudas o los fracasos, Él estará allí para devolverte la fuerza y la esperanza.

 

Imposible dar una síntesis de esas preciosas y orientadoras páginas. Rescato su espíritu de cercanía, empatía, compresión, confianza.

La juventud como ejemplo, espejo de valores, fuente de esperanza, estímulo para una sociedad mejor.

Habla el Papa de Jesús Joven, de María “la muchacha de Nazareth”, y de la juventud de la iglesia atenta a la novedad y que se deja cuestionar por las nuevas generaciones.

El Papa les dice “Ustedes son el Ahora de Dios”, Dios los ama, Cristo te salva. Él vive, Su Espíritu da vida.

Francisco los invita a no arrancarse de sus raíces, a relacionarse con los ancianos, a soñar, a jugarse, a descubrir su vocación y como responder a ella incluyendo la vocación religiosa y sacerdotal.

Y concluye su mensaje diciendo:

Y al final… Un deseo

  1. Queridos jóvenes, seré feliz viéndolos correr más rápidos que los lentos y temerosos. Corran atraídos por ese rostro tan amado, que adoramos en la Sagrada Escritura y reconocemos en la carne del hermano sufriente. El Espíritu Santo los empuje en esta carrera hacia adelante. La iglesia necesita su entusiasmo, sus intuiciones, su fe. ¡Nos hacen Falta! Y cuando lleguen donde nosotros todavía no hemos llegado, tengan paciencia para esperarnos”. [164].

Queridos amigos: agradecidos a Dios que nos ha permitido celebrar con gozo nuestra fiesta asumiendo el compromiso de hacer efectivas las consignas recibidas, con la alegría de saber que Jesús, la Virgen San Nicolás, nuestros Mártires caminan con nosotros imploramos sobre nuestras familias –especialmente nuestros jóvenes- nuestros ancianos, los que no tienen trabajo, nuestras auto

5a65c002-6b8b-451a-8855-10d2157625c5.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.