El gabinete económico ganó más de $ 100 millones por la mega devaluación. A pesar de la derrota electoral y la crisis política, el Presidente y sus ministros de economía fueron los grandes beneficiarios de la escalada cambiaria. Por Ezequiel Orlando y Rodrigo Núñez del Destapeweb

Mientras la mayoría veía con temor cómo subía la cotización del dólar en la pizarra de las casas de cambio, en la Casa Rosada sintieron un gran alivio en sus finanzas personales. Es que el gabinete económico se benefició por $ 108.634.277 por los dos días de bruscas subas del tipo de cambio, posterior a las elecciones primarias.

El Presidente vio un incremento en su patrimonio de casi $ 3 millones. Los U$S 140.726 que declaró por fuera de su fideicomiso “ciego”, que abarca a la mayoría de sus activos, sufrieron una revalorización que los transformó de $ 5.277.240 a $ 8.207.163. En concreto, Mauricio Macri ganó $ 2.929.923 sin hacer absolutamente nada.

Pero el mayor favorecido por la devaluación dentro del gabinete fue Gustavo Arribas, el director de la Agencia Federal de Inteligencia. Los U$S 1.682.669 que declaró tener como dinero en efectivo y depositado en moneda extranjera equivalían a poco más de $ 63.100.000 al 31 de diciembre del año pasado. Al martes estas tres cuentas (dos dentro del país y una en el exterior) ascendieron a $ 98 millones, por lo que sacó un rédito de $ 35.033.175.

Le siguió de cerca Mario Quintana, quien había sido coordinador del equipo económico y ahora dice asesorar ad-honorem al Ejecutivo. Los  casi U$S 1.600.000 del dueño del fondo de inversión Pegasus se dispararon desde $ 61.700.000 a $ 92.700.000, con lo que ganó $ 30.973.170 desde el final del año.

Por su parte, Gustavo Lopetegui, que también supo ostentar el mismo cargo que Quintana, mejoró su patrimonio en $ 1.196.325 en estos meses. El ex presidente ejecutivo de LAN Argentina, una de las empresas detrás del vaciamiento de Aerolíneas Argentinas, declaró tener poco menos de U$S 60.000.

Una de las ganancias más pronunciadas fue obtenida por quien debería evitar este tipo de cimbronazos. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, obtuvo un rédito de $ 25.639.031. De acuerdo a su declaración jurada, el jefe de cartera ostentaba U$S 1.316.172, que se transformaron en $ 76.759.151.

Del mismo modo, el titular del Ministerio de Producción y Trabajo, Dante Sica, vio incrementarse sus ingresos por $ 9.620.917 en sólo 48 horas. La cifra se elevó de los $ 19.167.789 a los $ 28.788.706.

Por último, otros dos funcionarios fueron beneficiados por el salto en la valorización de la divisa. El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se autogeneró $ 2.727.200, mientras que el ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevere, ganó $ 514.536.

Los incrementos se calcularon sólo considerando las tenencias en moneda extranjera directa, sin tener en cuenta los activos que también se valúan en dólares, como los inmuebles. Estos mejoraron ostensiblemente el patrimonio de los funcionarios, pero suelen registrarlos por su precio fiscal, que es menor al real.

El dólar se disparó de $ 46,54 a $ 58,32 desde el viernes luego de las PASO. El Gobierno no logró contener la escalada ante la corrida y la crisis de confianza de los inversores, que dudan de la capacidad de Macri de pagar las enormes obligaciones de deuda que tomó en sus cuatro años.