“Macri tiene que trabajar de Presidente y dejar de pensar en la reelección, porque así no llegamos ni a octubre”. La afirmación corresponde a un hombre de trato diario con el presidente. Varios altos funcionarios culpan a Marcos Peña de la nueva caída de los mercados y ponen en duda la continuidad del Macri si sigue escuchando a su jefe de Gabinete.  Por Roberto Navarro

“Marcos organizó una marcha, operó con Campanella y Brandoni, mandó a hacer carteles e impulsó una nueva andanada de insultos y agravios contra la oposición. Vos no podés pedirle que te ayude a un tipo mientras lo tratás de chorro y lo comparás con Nicolás Maduro”, explicó furioso otro hombre fuerte del gobierno. “Esto no termina”, completó.

“El Gobierno no tiene voceros, nadie habla en nombre del Presidente, no tenemos jefe de Gabinete. Lo aprecio al presidente, pero o cambia a Peña o se va junto con él”. Uno de los legisladores de mejor llegada a la Rosada, que siempre defendió al Presidente, también duda de que lleguen al 10 de diciembre.

Para llegar, el Gobierno tiene que sostener el dólar sin rifar reservas. Para eso debería subir las retenciones y exigir que el campo liquide las divisas. También implementar algún tipo de control de cambios. Medidas que le harían perder amigos entre sus propias filas. Es decir, tendrían un costo electoral.

También necesita hacer política, con propios y ajenos. Pensar en prepararse para ser oposición. Todo eso parece muy difícil de lograr para el presidente. Por eso entre sus filas cada vez menos piensan que llega al final de su mandato.