Elecciones 2019 – Solo en los espejismos el diablo parece siempre neutral

 

EFPoCekWsAAgIMX

 Al doctor   Beder  Herrera,  ya no hay quien lo entienda. Se presenta como otro candidato a gobernador  de Cristina y Alberto, sin embargo para sostener esa  candidatura  se apoya en  Paredes Urquiza y Bosetti;  dos referentes que abandonaron el Campo Nacional y Popular para acompañar  al macrismo en la provincia. ¿A quién favorece su participación en este escenario?

La actitud del actual Diputado Nacional no sorprende. El mote de diablito,  que sabe como operar  para dividir y conservar  el poder,  es conocido por todxs,  y a él  hasta parece caerle bien. Lo que cuesta creer,   es que hasta no hace mucho  él  manejó la vida  del justicialismo en La Rioja;  de allí que el nivel de unidad  logrado por Sergio Casas y Ricardo  Quintela, puedan interpretarse también como un viraje partidario histórico.

No  haber aceptado  la  decisión del peronismo  y el Frente de unidad,   y haber avanzado con una candidatura a gobernador sostenida por quienes trabajan para el macrismo, lo signan negativamente.   Lo que pareciera quedar claro hasta ahí,   es que  Beder no resigna su proyecto individual en pos de uno colectivo, algo que resulta hasta “natural” en  el sistema de valores que vende, pero que cuando se lo analiza desde una perspectiva histórica,esta posición lejos está de ser inocua.

 El ex gobernador insiste  en sostener su lista  corta, pese a llevar  todas las de perder;   pues el hecho de ser acompañado  por quienes trabajaron y trabajan  para el macrismo  en la provincia,   lo revisten de un tinte de ambigüedad  que potencia  su imagen negativa. Para peor,  su candidatura avanza  en un contexto de polarización que divide aún más sus chances. Entonces,  qué sentido tiene tanta tozudez.

El protagonismo del actual Diputado Nacional  en la vida política de La Rioja siempre dividió aguas entre referentes,  pero también  confundió  al electorado. La gran pregunta es, a quién le es funcional su  pretensión de gobernar la provincia nuevamente. Le es funcional  solo a su deseo personal, o también  a los intereses de quienes  no comulgan con el  Frente de Todos y finalmente terminarán fortaleciendo a Macri.

Lamentablemente,  la impronta liberal que el Doctor supo darle a la provincia durante su gobierno,  fue un lastre para el  avance cultural que demandaba  el proyecto de Cristina a nivel nacional.  Pero además,  en momentos decisivos para  sostener el proyecto Nacional y Popular en el 2015, malquistó con sus actos y también con su pasividad,  la confianza de una militancia  con la que ya no  cuenta y de la cual parece prescindir;  como si sólo con los esbirros de su poder y el  marketing electoral pudiera ganar la voluntad de lxs riojanxs.

En estos últimos días su espacio lanzó una campaña gráfica (que plagó la ciudad),  donde  las imagenes de Alberto y Cristina deben convivir  con las de Paredes Urquiza y Bosetti. A  golpe de vista, puede parecer que solo  intenta sacar rédito mimetizándose  con lo que no es;  pero no sería responsable ni ético omitir que con esa acción lo que hace es confundir  y debilitar lo que dice defender.

 

Por El Tala Comunicación Popular

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.