Este 7 de noviembre el presidente chileno Sebastián Piñera presentó un paquete de medidas que busca criminalizar las protestas y otorgar más poder a los carabineros y a la policía de investigaciones chilena.

   Lejos de escuchar a las personas que lo eligieron como presidente y que hoy piden su renuncia, lo que busca es restaurar un “orden” que siga protegiendo su presidencia y al modelo neoliberal que llevaron al pueblo trasandino a levantarse en contra de las desigualdades e injusticias que sufrieron durante mucho tiempo.

 Recordemos que los muertos son más de 20 y los abusos de las fuerzas armadas se repiten sistemáticamente generando un clima de malestar extremo… La solución del presidente Piñera a este incendio que viven nuestros hermanos chilenos es apagarlo con alcohol. 

Las medidas son las siguientes: Ley Antisaqueos; Ley antiencapuchados; Proyecto antibarricadas; Equipo especial de abogados en Interior; Equipo especial policías y Fiscalía; Aumento capacidad aérea policías; Fortalecer denuncias; Proyecto de ley para proteger a las policías; Proyecto de ley que moderniza el sistema de inteligencia; Proyecto que moderniza las policías   .

Fuente : Telesur