En medio de la avanzada de grupos de derecha comandados por el opositor Luis Fernando Camacho, el presidente Evo Morales renunció a la presidencia para garantizar «la paz social y tranquilidad».

A través de un video, el mandatario denunció cómo “grupos oligárquicos conspiran contra la democracia” y alertó sobre el Golpe de Estado que llevó adelante la derecha opositora.

“Les pido a Camacho y a sus grupos que no maltraten a hermanos, no perjudiquen a gente humildes y pobre, no engañen con mentiras, no utilicen al pueblo. No le hagan daño al pueblo boliviano. Espero que vuelve la paz social, la tranquilidad”, expresó el mandatario junto a su vicepresidente Álvaro García Linera.

En la mañana de este domingo, Evo Morales llamó nuevamente a elecciones y la oposición se negó. A la maniobra del dirigente opositor se sumaron las Fuerzas Armas que le exigieron en conferencia de prensa la renuncia al mandatario boliviano.