Opinión – «Cacerolas que queman la comida»

Por Delfor Pocho Briuzela – Alberto Les habló al corazón, con la verdad y el sentido común, y le contestaron con cacerolas de odio y avaricia.

Ya nos decía el viejo Jauretche: “la multitud no odia. Odian las minorías, porque perder privilegios provoca rencor».

Alberto, nuestro presidente  priorizó la vida. La mayoría lo acompañamos. Su responsabilidad política fue ejemplar y valiente.

El salvarnos todos es la política por excelencia. Diría Francisco: es el amor social en acción.

El sálvese quién pueda es la anti-política, porque es la anti-comunidad. O es la política del Individualismo, lo contrario a la polis.

Las cacerolas del odio queman la comida de los pueblos.

Las cacerolas que hoy necesitamos son las del cuidarnos, la solidaridad, y perder un poco, especialmente los que más tienen, para hacer la comida para todos y vencer el COVID19 y la peor pandemia: el egoísmo.

Delfor Brizuela

Secretario DDHH

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí