Alberto Fernández: “El problema no son sindicalistas y políticos sino los que creen que sobra gente”

Jueves 02 de Abril del 2020 – Nacionales

Así lo expresó al visitar ayer el sanatorio a estrenar que la Federación de Camioneros puso a disposición del gobierno para atender la emergencia por el coronavirus. El presidente puso como ejemplo de dirigente sindical a Hugo Moyano.

Escuchar/Descargar el discurso completo de Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández visitó el Sanatorio Antártida que la Federación de Camioneros puso a disposición de la provincia de Buenos Aires para atender a pacientes por coronavirus. Allí, expresó que el problema de la Argentina no son ni los sindicalistas ni los políticos, sino los que creen que sobra gente.

Durante la visita, a la que también se sumó el gobernador de Buenos Aires Axel Kicillof y el dirigente sindical Hugo Moyano, el presidente señaló a aquellos especuladores como el problema de la Argentina: «El problema de la argentina son los que especulan, no los que creemos que en la argentina se construye trabajando y produciendo».

También marcó como ejemplo de dirigente sindical a Hugo Moyano. Para ello, recordó cuando era Jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y la situación económica y social del país contaba con índices muy desalentadores, como la baja de 12 puntos del PBI, 25 por ciento de desocupación y el 57 por ciento de pobreza. «En aquel momento Hugo era parte de un trío que manejaba la CGT y se puso a trabajar codo a codo con nosotros para empezar a devolver el trabajo a los que no lo tenían y garantizarle el trabajo a los que si. Nunca hubiéramos podido salir si Hugo no asumía el compromiso que asumió. Ese compromiso del año 2003 es el mismo que demuestra años después, acá en el 2020», declaró Fernández.

Por otra parte, señaló que después de esta pandemia «el mundo será distinto» y que este es un tiempo de reflexión para recuperar lo que el pos modernismo nos hizo perder: «El pos modernismo nos hizo creer que el secreto era el individualismo y que el éxito era ganar plata. Apareció un bichito microscópico y le sacó fortuna a aquellos que acumularon riquezas […] ¿De qué sirvió acumular tanto? ¿Para qué sirvió tanto individualismo? ¿Para qué sirvió tanta concentración? «, reflexionó.

Antes de finalizar su discurso, el presidente analizó que el peronismo debe recuperar un valor sagrado, el de la solidaridad: «Las mejores sociedades son las que se ocupan del otro. No las del sálvense quien pueda, porque aquí nadie se salva sólo».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí