Sofocaron intento de motín en el Servicio Penitenciario Provincial

El Gobierno de la Provincia comunica que se logró controlar la revuelta de los internos ante el reclamo por la restricción de las visitas producto de las medidas dispuestas para evitar la propagación del coronavirus. También exigían que se autoricen audiencias virtuales, respecto de lo que el Poder Ejecutivo y Judicial vienen trabajando para concretarlo en los próximos días#.

En la mañana del lunes, las autoridades del Ministerio de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos, se hicieron presentes en el Servicio Penitenciario Provincial por el reclamo de los internos.


A la huelga de hambre que venían realizando algunos de los privados de libertad, para reclamar por la realización de audiencias para resolver sus causas (próximas a vencer) se sumó la revuelta que protagonizaron reclusos del pabellón 11.


Luego de tres horas de conflicto, se pudo controlar y asistir a 18 internos heridos de levedad y algunos de los trabajadores penitenciarios.


La ministra Gabriela Asís, habló a la prensa para aclarar lo sucedido. “En este momento la situación se encuentra nuevamente controlada, hubo un principio de motín que comenzó cerca de las 10 horas en el pabellón 11 con un incendio” y aclaró que «es un hecho completamente aislado el reclamo colectivo, con lo sucedido con el deceso del interno Britos”.


Informó también que “son diez heridos leves de internos y ocho heridos de consideración que son personal penitenciario, y no hay ningún muerto como se dijo”.
La ministra recalcó que “el reclamo es uniforme y tiene que ver con la resolución de cada una de las causas que ya están en condiciones. El planteo que hacen es poder acelerar el sistema de videollamada o videoconferencia para que se tomen las audiencias y se pueda obtener una resolución judicial”.


Consultada sobre el pedido que hacen de prisión domiciliaria indicó que “es una cuestión judicial y es facultad de los jueces, que quienes reúnan los requisitos de la ley poder acceder al beneficio”.


Explicó además que mucho del malestar de quienes están en el penitenciario es por la restricción de las visitas: “Tiene que ver con el derecho de comunicación que tienen los internos pero que en este contexto de emergencia sanitaria está restringido porque no se permite el ingreso de visitas para evitar el contagio; por lo tanto exacerba los ánimos y la cuestión emocional. Veremos la manera de implementar un sistema telefónico para que todos puedan tener contacto con su familia”.


Finalizando resaltó que “son distintos reclamos pero de una misma connotación. En cuanto al hacinamiento es un problema que tienen todas las cárceles del país y es una cuestión edilicia, los otros como la higiene, comida se ven de manera particular”.


“Esto no es una negociación, existen modos de reclamar con los abogados y este es un reclamo colectivo que no fue pacífico”, agregó.


Participaron junto a la ministra en la resolución del conflicto, el secretario de Seguridad, Pedro Fuentes; la secretaria de Justicia, Karina Becerra; el secretario de Derechos Humanos, Delfor Brizuela; el subsecretario de Políticas Penitenciarias, Ariel Marcos; y la directora del Servicio Penitenciario, Analía Tello.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí