Frente la emergencia sanitaria, solicitan estar atentos por posibles casos de violencia y/o abuso a niños, niñas y adolescentes

El Ministerio de Desarrollo, Igualdad e Integración Social sigue trabajando para resguardar la integridad de niños, niñas y adolescentes y detectar posibles casos de violencia y/o abuso.


Las actividades se realizan a través de la Subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia y las denuncias pueden efectuarse, de 8 a 22, en la Comisaría más cercana al domicilio de quien detecte el caso o mediante la línea telefónica de la Subsecretaria: 3804-482471.


El subsecretario de Familia, Niñez y Adolescencia, Adolfo Aumada instó a la comunidad a comprometerse ante estas problemáticas informando si toman conocimiento de que en algún hogar se producen situaciones de maltrato y/o abuso contra niños, niñas y adolescentes.


En tanto que la directora General de Niñez y Adolescencia, Érica Delgado informó que en las últimas semanas se produjo un considerable incremento de denuncias por maltrato y/o abuso.
Aumada aclaró que las denuncias pueden ser totalmente anónimas y puntualizó que “en general, las cuestiones de abuso y maltrato infantil en el contexto intrafamiliar”.
“Ante esta situación, donde los niños y niñas están en sus casas, es importante que podamos tener el anoticiamiento de las situaciones de maltrato y abuso, para intervenir”, añadió.
Aumada explicó que si bien “el maltrato infantil es ruidoso, el abuso sexual es silencioso, por lo que es esencial que si se detecta un caso, se avise inmediatamente”.
Es importante señalar que debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio, la repartición no atiende al público de manera presencial, sino a través de la línea telefónica y whatsapp antes indicada.
Con respecto al interior provincial, Aumada puntualizó que las Áreas de niñez de los Departamentos están activas y en contacto permanente para estar presentes en estos contextos de violencia infantil y resguardar a cada niño, niña y adolescente.
Aumento de denuncias
Por su parte, la directora General de Niñez y Adolescencia, Érica Delgado y la coordinadora de Acompañamiento interdisciplinario de la Dirección, Agustina González informaron que, si bien, en el primero periodo del aislamiento no recibieron muchas denuncias, en las últimas semanas la cantidad de casos a tratar aumentó significativamente.
Las funcionarias recomendaron prestar atención a los estados de ánimo de niños y niñas, como: angustia, irritabilidad, desgano o hiperactividad.
Precisaron que si bien estos estados pueden deberse al aislamiento, hay dos conductas que pueden indicar un posible abuso sexual: que manifiesten conductas hipersexualizadas o si relatan espontáneamente el abuso.
“El hecho que el niño o niña cuente espontáneamente que alguien le hizo algo que no le gustó, que lo lastimó o incomodó, es un indicador muy específico. Si no lo puede poner en palabras, se debe prestar atención a los juegos, dibujos y comportamientos”, recomendaron.
“Si alguna persona fue testigo de un abuso es importante que haga la denuncia, ya que, más del 80 por ciento de los abusos sexuales se dan en el ámbito intrafamiliar”, resaltaron.
Y añadieron que además de intervenir en los casos que reciben por sus líneas de contacto, también trabajan en los casos que les informan desde la comisaria de Asuntos Juveniles y por anoticiamiento de otras instituciones.
“Recibimos el anoticiamiento y según el grado de urgencia intervenimos en el momento o programamos una entrevista. En la mayoría de los casos estamos actuando en el momento”, señalaron.
La metodología de abordaje de cada caso se define luego de que el equipo técnico realiza entrevistas al grupo familiar y las psicólogas toman contacto con los niños. Y, actualmente, debido a la emergencia sanitaria, algunas de estas entrevistas se realizan por teléfono.
En los casos de violencia de género donde haya niños o niñas en el vínculo violento, también intervienen los equipos técnicos, porque se considera que los menores también son víctimas de esa violencia.
Aclaración
Desde la Subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia aclararon que no está en su competencia resolver los conflictos entre adultos, que impliquen impedimento de contacto o cuota alimentaria. “Es un problema muy vigente en el aislamiento, pero son responsabilidades del Ministerio Público y de la Justicia”, precisaron.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí