Literatura – Relato bautismal de la Mesa de los Sueños en Papágrande


Por Hugo Miguel Doliani – Hubo un tiempo, casi reciente, donde se proyectaba en qué dirección construir una Provincia nueva, desde una mesa llena de preguntas, llena de propuestas y unas cuantas respuestas.


Había mucho de historia, en la que la memoria nos devolvía muchos errores, algunos aciertos y la forma de encarar un cambio en la estructura provincial. Llenos de incertidumbre, reconstruimos con nuestros análisis, lo que habíamos vivido y el porqué de la necesidad de un cambio fundacional.


Hablo de “la mesa de los sueños”, porque justamente con Armando Molina, lo único permanente era la mesa, o mejor dicho el mesón, porque los personajes rotaban permanentemente y tal vez, solo tal vez, haya sido la variedad de esos concurrentes lo que haya provocado la unidad propuesta por Quintela, que aunque asiduo parroquiano, el único con asistencia perfecta era Armando siempre con su delantal. Y su buena disposición.


Papagrande, o la “Jamonería de Armando”, al decir de Roberto Rojo, tomaba vida mucho más allá de mi imaginación que, si bien es grande, es absolutamente insuficiente para generarr tal relato, donde la realidad superaba ampliamente a la ficción.


Con Ricardo Quintela en el llano, el peronismo que nos enamoraba sobrevolaba allá en la Rivadavia, casi llegando a la Vieja Estación, la vereda de PG…la de Molina.
Hay mucho para contar, será en relatos cortos y creo que será una buena historia. (continuará)

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí