Se fortalece el Programa Integral de Desarrollo Caprino y Ovino en la provincia

Alejandro Quintero

El panorama para los productores caprinos tiene un horizonte cercano positivo debido a las decisiones que se adoptaron en materia de comercialización de la carne y sus derivados.
En este contexto, el subsecretario de Producción Caprina y Ovina, Alejandro Quintiero, manifestó: “quiero reconocer el trabajo que viene llevando adelante el ministro de Producción y Ambiente Fernando Rejal, porque desde el momento que presentamos desde la Subsecretaría a mi cargo ante la Secretaría de Ganadería que conduce Juan Antonio Carbel, el Programa Integral de Desarrollo Caprino y Ovino para la Provincia de La Rioja fue aprobado y se puso en marcha”.

“Este programa contempla principalmente la situación que viven los pequeños productores con el inconveniente socioeconómico y su problema agroambiental, ya que donde se produce el cabrito y el ovino son ambientes naturales difíciles”.


Quintiero además informó que se mantuvo una reunión mediante video conferencia con todo el equipo de trabajo, “puse de manifiesto mi agradecimiento al gobernador Ricardo Quintela por tomar la decisión de que la producción ganadera será prioridad, fundamentalmente en Los Llanos riojanos”, dijo el funcionario agregando, “uno de los temas más importantes que tiene el programa es la dinámica de analizar los contextos y en esta situación de pandemia que atraviesa el país, tomamos la decisión preventivamente de atender con prioridades las necesidades de los pequeños productores caprinos y ovinos, donde la provincia se hace cargo de la comercialización conjuntamente con organizaciones intermedias vinculadas”.


Comercialización


El subsecretario realizó un anuncio relacionado con la comercialización de la producción, “el gobernador reunido con el ministro Fernando Rejal y del secretario Juan Antonio Carbel, dispusieron comenzar a trabajar conjuntamente con los municipios, instituciones intermedias, el INTA y la Subsecretaría de Producción Caprina y Ovina en la comercialización territorial en todos los departamentos de Los Llanos”.


Este trabajo territorial dará inicio con un plan piloto que se lanzará la próxima semana en el Departamento General Ocampo, desde Milagro, en un trabajo conjunto con la Cooperativa Cabritera que tiene como finalidad la mejora caprina en todos sus aspectos.
“Se considerarán en primer lugar todos los elementos que hacen a la comercialización del producto con sus características, calidad, preparación, definiendo un precio para toda la provincia y en base a ese precio vamos a trabajar con cada uno de los pequeños productores, contenidos en una gran cooperativa virtual para que reciban el apoyo en todo momento, crianza, faenamiento y comercialización”, especificó Quintiero.

“Un punto central son las condiciones de faenamiento, que hoy se realiza de manera clandestina, transformando esta tarea en oficial con todas las condiciones de salubridad que hacen a la calidad del producto”.


Calidad


El Programa Integral de Desarrollo Caprino y Ovino incluye tecnología, sanidad, genética, mejora de la capacidad continua de los productores sobre la calidad del producto, apoyo a la comercialización, creación de una base de datos de oferta y demanda de animales para faena a nivel local, regional y nacional y una campaña de difusión y concientización sobre los beneficios a la salud que otorga el consumo de carne de cabrito.


Enmarcando estos aspectos del programa se definirá un protocolo de carne caprina con una marca registrada que permitirá dotar de seguridad, confianza y fundamentalmente tomando en cuenta todos los principios bromatológicos para el consumo humano.


Identidad


Ampliando información sobre este protocolo Quintiero expresó, “una marca colectiva permitirá identificar a la provincia de La Rioja con su calidad, normas sanitarias, peso medio y la presentación del Cabrito Mamón Riojano lo que generará mayores posibilidades de venta”.
“Se entiende por cabrito mamón a la instancia de crianza del animal en el periodo de alimentación con leche de cabra, con un estándar de comercialización logrando un precio justo lo que redundará en mayores ingresos para la familia productora. Ese es el principal incentivo que el gobernador Quintela y el ministro Rejal tienen como objetivo en este aspecto de la gestión, a través del fortalecimiento institucional de los pequeños productores”.


Nueva tendencia alimenticia


“Otra definición que surgió con el gobernador fue que la producción que hoy tiene la Cooperativa de Comercialización y Consumo de Milagro la comprará la Secretaría de Ganadería, para ser distribuida en distintos puntos de venta”, aseveró el funcionario, “en un avance en este aspecto hemos obtenido la primera línea de comercialización a través de la SAPEM Cerdos de Los Llanos, que en sus puntos de venta también incorporará los cortes de carne caprina que es una nueva tendencia alimenticia con principios saludables”, dijo por último Quintiero.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí