«No habrá presiones que cambien el sentido solidario de gestión»

Por Luz Santangelo Carrizo – No puedo sentir menos que el gran orgullo de coincidir con el sentido federal de gobierno expresado por nuestro presidente Alberto Fernández en su grata visita por la provincia. Ni es menos grato que haya elegido a La Rioja como eje de lanzamiento de trascendentes anuncios en materia de obra pública e infraestructura vial que posibilitarán el desarrollo del turismo y otros anhelos largamente esperados por nuestra comunidad.

La responsabilidad de acompañamiento prometida y el firme propósito de llevar a buen logro el pensamiento de nuestro gobernador Ricardo Clemente Quintela de reconstruir el tejido social con solidaridad e igualdad de oportunidades para quienes pretendan una vida de trabajo, donde este no sea una mercancía de recambio, como propone el “capitalismo salvaje”, no habrá presiones que cambien el sentido solidario de gestión, aun con los errores propios del hacer que podamos cometer. Reconocemos el capitalismo creador de bienes y servicios que propenda al desarrollo social y particular de la gente, no así el capitalismo que personalice la concentración de poderes corporativos de sumisión o esclavitud de las grandes mayorías sociales.

Hoy, hasta sigue pareciendo increíble que 4 años de neoliberalismo bastaron para desmantelar el vigoroso sistema de salud existente, contraer semejante deuda pública sin siquiera conocer en que cuenta obra aquel dinero, desguazar un Estado con instituciones con pleno funcionamiento y un pueblo doblemente empobrecido y hambriento. Es creer o reventar. Ojala no haya olvido que tape esta memoria.

Este triste panorama se vio magnificado con la llegada de la pandemia que tiene en vilo al mundo entero. Nuestro gobierno nacional y provincial están dando probadas muestras del sentido de responsabilidad para transitar esta tempestad que rogamos no se extienda más en tiempo para bien de toda la humanidad.


La firme decisión del gobernador, a pesar de las sabidas restricciones financieras a nivel país, llego asistencias de diversa índole a la mayor cantidad de gente necesitada, así mismo a entes y organizaciones en transición de crisis.

Mientras el neoliberalismo condena el rol del Estado aun en los Estados democráticos, también la pandemia puso en valor el insustituible rol que este cumple en la preservación de vidas humanas y el sostenimiento de fuentes laborales y empresariales en estado de crisis. El rescate de la empresa nacional Vicentin (en virtual estado de quiebra) habla de la voluntad de salvataje, tal como lo hacen paises como Alemania, Italia, España, Inglaterra, con sus empresas aéreas en crisis. Y no son países comunistas, como pretenden endilgar a nuestro gobierno la prensa nacional de oposición.


Este pensamiento es comulgado tanto por nuestro Presidente como nuestro Gobernador además del acompañamiento partidario. Lo cual es motivo más de orgullo.

Que el destino nos depare lo mejor que merezcamos, como un noble sueño ansiado y nunca olvidar que cuando nos unimos tras un objetivo común, ninguna adversidad es demasiado grande!!!

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí