A 45 años del ataque a la Cruz plantada en el lugar donde fueron asesinados los padres Carlos Murias y Gabriel Longueville

Hoy se cumplen 45 años del ataque a la Cruz plantada en el lugar donde fueron asesinados los padres Carlos Murias y Gabriel Longueville, en el paraje » Bajo de Lucas», a pocos Kilómetros al este de la Ciudad de Chamical.

Habian transcurrido menos de 5 meses del tremendo hecho criminal, cuando el odio y la instauración deliberada del miedo, continuaba siendo «moneda corriente», siempre en las sombras, pero con total impunidad y violencia, del plan sistemático de persecución y exterminio, organizado por el Terrorismo de Estado y sus colaboradores civiles.

Una muestra cabal de ello, fué este atentado que sólo tuvo, en aquel momento, la voz de repudio del Administrador Apóstolico Monseñor Cándido Rubiolo, como quedó documentado en el diario el Independiente del dia siguiente al hecho.

El silencio de entonces, habla de la fuerza hegemónica del terror que imponia la Dictadura civico-militar.

A 45 años, la movilización del pueblo, el amor militante por memoria-verdad y justicia, convirtieron las balas del odio, en banderas de lucha y compromiso.

A pesar de los golpes, a pesar de las balas….Carlos y Gabriel, Wenceslao y Enrique viven en el corazón del Pueblo.

Martires Riojanos: Presentes!
Ahora y Siempre.
30000 Desaparecidos y Desaparecidas!
Presentes!

Artículo anteriorUNLaR inaugura el hospital Escuela de Veterinaria en Chamical
Artículo siguienteLa provincia trabaja para ingresar barrios al RENABAP