Abordajes Territoriales – Para ir a buscarte el Estado se pone movimiento

Para garantizar los derechos básicos de la democracia no alcanza con mantener las puertas del Estado abierta. Para garantizar los derechos de quienes quedaron afuera del sistema, hay que reconstruir puentes entre la verdadera política y el territorio, “cargar el estado en un camión” y llevarlo a donde está la gente. De esto se trata la iniciativa de abordajes territoriales, que lleva adelante el gobierno provincial, que sin ningún tabú y sin marketing, salió a hacerse cargo de quienes más necesitan.

Parece poco y es mucho, parece poco y para muchxs es todo. Quintela le hace honor al mote de gobierno popular con el que caracterizamos el bloque de poder que se consolidó con su ascenso a la gobernación; una gobernación que no le esquiva el bulto de las carencias que existen en la provincia. La llegada al territorio es una premisa desde el primer día para sus funcionarixs, pero cobró mayor institucionalidad cuando con la pandemia, el núcleo de su gobierno entendió que cumplir con el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio, era prácticamente un privilegio de clase.

El barrio “Futuro”, el asentamiento ubicado al lado de la vías, a un kilometro del final de la Avenida 2 de Abril, es la comunidad a donde se llevó a cabo el Abordaje Territorial número nueve. Así lo afirma Gabriela Pedrali, la Ministra de Desarrollo Social, o mejor dicho, la Ministra de Desarrollo, Igualdad e Integración Social, que es la nueva denominación que se le dio a este organismo del Estado, tradicionalmente encargado de asistir a los sectores vulnerables.

Que las cosas necesitan ser nombradas para existir, puede ser relativo, lo real es la acción política con la que se puede avanzar hacia ese horizonte de Igualdad e Integración. Sobre la sensibilidad de este ministerio es que viene tomando cuerpo esta línea de gestión que atiende la contracara de las urgencias de la pandemia. Todo comenzó con el abordaje que Desarrollo social sostiene en el territorio, pero la iniciativa ahora sumó a los ministerios de salud y Educación y por el impulso que tiene, seguro se irán sumando más secretarías de Estado.

La herencia que recibió el actual gobierno, luego de que Cambiemos hiciera que la pobreza multidimensional eclosionara, se agudizó desde el momento que se hizo necesario detener el virus con aislamiento. Las viviendas que no se hicieron, los puestos de trabajo que se perdieron, las computadoras que se dejaron de dar, el desfinanciamiento a la educación, a la salud y la caída del empleo configuraron un escenario complejo de abordar, al menos de la manera tradicional.

El avance de la infraestructura con la que el Estado propiciaba la inclusión se detuvo y el número de quienes quedaron afuera creció. “Alguna vez supimos erradicar este asentamiento (desde el municipio con Quintela) pero vuelven a meterse en este espacio en el que nunca podrán obtener una tenencia formal, lo hacen por falta de vivienda”, se lamenta Gabriela Pedrali , comentándonos además que en 90 días de aislamiento, esta gente no asistió a ningún centro de salud, por lo que se hicieron alrededor de 90 fichas de control de niñas y niños sanos, con controles clínicos, odontológicos y de vacunación. También se hicieron controles ginecológicos, se entregaron medicamentos y leche.

Al final de todos los consultorios hay una carpa con trabajadores del ministerio de Educación que toman contacto con lxs niñxs que llegan con sus familias al Abordaje Territorial. Allí se distribuyen manuales para los distintos niveles y también se toma contacto con la realidad socioeducativa del territorio, la cual no es muy buena, básicamente por la caída de la economía y de los programas nacionales para achicar la brecha digital.

“Nosotros venimos en los días anteriores y eso no permite no solo abrir camino para este abordaje, sino entrar en las casas evaluar también otros temas que tiene que ver con la situación de precariedad en la que viven”, cometa la ministra.

“Queremos ir lo más a fondo posible y no sería así si el trabajo que se hace solo queda en la foto del momento; por eso las fichas de los controles y los informes se suman orgánicamente a las instituciones del estado que corresponden, lo que hacemos ahora es llegar con estas herramientas a donde las papas queman.”

En La Rioja el aumento exponencial de la pobreza producida en los últimos años no tiene la gravedad que se ve en algunos conglomerados del país, pero se hace más patente en los asentamientos que crecieron en los márgenes de la ciudad en los últimos años.

Para Gabriela “en el territorio se ve lo que vale la vida para el sistema; se nota en las manos curtidas de sus trabajadores, pero también se puede palpar el estigma de una culpa ajena en las voces que apenas se hace oír en medio de tanto individualismo”.

“Quizás, desde la mirada de quienes pueden cumplir con el aislamiento social sin sufrir carestía de la vida, la realidad de los que subsisten en la pobreza es prácticamente invisible, silenciosa; pero no para la política de verdad, no para un gobierno que actúa por convicción de justicia social, poniendo su mirada en los que vienen al último” finaliza.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí