Acto por el 17 de Octubre – Fuerte consenso de Sergio Casas hacia el interior del peronismo provincial

Con un multitudinario acto en las instalaciones del Sindicato Luz y Fuerza, el Partido Justicialista celebró el Día de la Lealtad en una notoria  demostración de unidad. El encuentro fue encabezado por el Gobernador Casas,  quien  rescató la fecha como el día  en el que  el movimiento obrero y el pueblo se impusieron sobre los intereses de la burguesía.  Lo hizo rodeado de dirigentes de diversos ámbitos,  poniendo especial énfasis en la doctrina social del movimiento y en el resguardo de los intereses provinciales.

El acto, llevado a cabo en las amplias instalaciones de Luz y Fuerza,   expresó el  conceso alcanzado  en torno la figura de Sergio  Casas, quien se presentó como un militante más al que le toca gobernar.   En el mismo  confluyeron delegaciones del interior y agrupaciones peronistas que desde hacía mucho tiempo no compartían un acto en unidad con el justicialismo provincial.

 

El Gobernador llegó al encuentro tras participar en Tucumán de una convocatoria junto otros gobernadores justicialistas, donde también estuvieron presentes los “presidenciables” Pichetto y Massa. Del encuentro en Tucumán destacó el potencial de peronismo  para unirse, sin embargo el tono del discurso de anoche lo despegó de las  concesiones del peronismo “racional”. “Lealtad es pensar en la felicidad del pueblo y de la patria”  aseveró, agregando que “Hay que ser leal a las trabajadores y trabajadoras, a la niñez a  la educación pública”.

 

En los primeros minutos de su mensaje,  agradeció la convocatoria,    repasando las presencias de intendentes, diputados y sindicalistas. También agradeció y destacó  la presencia de aquellos que resintieron el Proceso militar, reivindicando incluso el peronismo revolucionario.

Continuando con las significancias de la fecha, señaló que lo que sucedió el 17 de octubre cambió la historia de la Argentina y en especial  a esa  “patria escondida de los trabajadores a los que no les eran reconocidos sus derechos”, hecho por el cual “la oligarquía de siempre había mandado a detener  al por entonces  Coronel Juan Domingo Perón”. También rescató la figura de Escalabrini Ortiz, Jaureche y Evita, por el rol fundamental que jugaron al apuntalar al General  Perón.

“Yo te daré, te daré  patria hermosa, yo te daré una cosa que empieza con Perón” rememoró. “La vida por Perón”, enfatizó.

Reforzando su mirada sobre el peronismo el mandatario  asoció  la tradición de lucha peronista con  la  doctrina social de la iglesia y su opción por los pobres, empalmando  con   “ese viejo apotema de Evita de que donde hay una necesidad surge un Derecho”. Y continuó: “Un gobierno que se precie de peronista,  tiene que ir a solucionar esa necesidad. Muchos por ahí se olvidan”, recalcó.

Un elemento recurrente y sugestivo  en el discurso del gobernador fue  el hecho de ubicarse más allá del personalismo y  presentarse como militante de la unidad.  “Hoy me toca a mí pero deberá venir otro para que el peronismo viva para siempre”, señaló, asegurando de seguido que “van a contar con éste hombre,  hoy desde este lugar,  pero mañana quizás, mezclado con ustedes,  luchando palmo a palmo. Hoy soy el gobernador pero souy un militante peronista”,  Insistió, proponiendo además,  que «el triunfo es posible, pero primero hay que estar  unidos por la palabra y por la acción”.

En otro tramo de su discurso se dirigió especialmente a los trabajadores.  “Estoy en una casa de trabajadores y yo quisiera decirles a todos nuestros trabajadores… que uno quisiera darles lo mejor   pero estamos luchando por un presupuesto que nos quitaron hace treinta años que es el punto de coparticipación”. Sobre esa lucha expreso:   “Es inalcanzable, para los temerosos, es una utopía,  pero para los valientes como los peronistas son tempos de oportunidades”.

“Vamos a sembrar la esperanza como una semilla casa por casa, departamento por departamento y vamos a ir por mas,  convenciendo a aquellos que se fueron que vuelvan pero también diciéndoles a los jóvenes que abracen esta noble causa, la noble causa del peronismo que es producto del amor y de la fe”

Finalmente hizo alusión a las calumnias desatadas  en su contra desde distintas usinas de poder. “Me duele por mis compañeros, me duele por los representantes de los trabajadores tantas calumnias, pero  el peronismo no es eso, el peronismo no es de contestar agravios no es de odio,  el peronismo es de compartir”, concluyó

 

Artículo anteriorCHILECITO – Día de la Lealtad, génesis del Movimiento y charla con el Dip Ricardo Herrera
Artículo siguienteSe realizó el ‘VII Festival de Arte Popular Mercedes Sosa’, en la UNLaR

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí