Bienvenidos a su provincia, estamos en una lucha que exige conciencia y sacrificio

El gobernador recibió en persona a lxs  riojanxs que llegaron desde Buenos Aires tras  permanecer varados varias semanas a causa del cierre del transporte y las fronteras interprovinciales.  Lo hizo en su  carácter de  responsable político ante Nación,  en el marco de un operativo excepcional para relocalizar  personas hacia  distintos puntos del país. Esta bienvenida, es el reflejo de la actitud asumida por el Gobierno provincial para afrontar este momento.

Nada pudo hacer desistir a Ricardo Quintela de ir a darle la bienvenida a lxs “repatriados” de su provincia. El mandatario dispuso su presencia para llevarles  aliento y tranquilidad a este  grupo de personas que deberá cumplir un protocolo especial de  aislamiento,  en un espacio común que no será su casa.  Lxs recién llegadxs viajaron sin ningún síntoma y el  Gobernador los saludó  respetando las normas de seguridad: distancia interpersonal, el uso de barbijo y guantes. 

Esta acción,  aparentemente anecdótica,  tiene mucho más sentido si se la ubica en el contexto que vive la provincia y en el conjunto de acciones que lleva adelante el Estado. Vale decir, que no se trata de la necesidad de protagonismo de un Gobernador; lejos de eso, está acción es un gesto que  exigía poner el cuerpo más allá del protocolo. Según la humilde opinión de esta redacción,  la bienvenida de Ricardo Quintela  refleja  la actitud que el Gobierno provincial  viene adoptando de manera general  en su  lógica de funcionamiento.  

Hay un hilo de  coherencia en la actitud del gobernador  que va desde la que asumen lxs trabajadores de la salud y demás  funcionarixs de gobierno que  atienden  de manera personalizada y con responsabilidad política, la salud de los infectados y las situaciones y  problemas que surgen  de cada caso positivo y su vínculos estrechos. El Estado está con cada familia  para contener de manera personalizada las necesidades que aparecen bajo esta circunstancia que deben atravesar.

Todo este armado  multidisciplinario,  para afrontar y contener  el avance de una pandemia y la lucha contra una epidemia de dengue, se lo  ha denominado Comité Organizativo de Emergencia (COE) y viene funcionando  sin necesidad alguna de protagonismo desde hace más de treinta días. Su labor se refleja en los informes que diariamente tres altos funcionarios provinciales emiten desde la Residencia de Gobernadores.

 Este esquema organizativo,   que sienta precedente para  el abordaje de situaciones similares, está en condiciones técnicas y con reservas humanas,  para ampliarse  de acuerdo a como lo requiera la realidad.  

Para  garantizar derechos en el contexto de  la  crisis que vivimos,  el Gobierno de Quintela articula con agilidad y eficacia sus ministerios y organismos, incluidas las fuerzas de seguridad.  También articula y acuerda con éxito,   con los diferentes actores de la sociedad riojana, sean del sector empresarial o social.  

La lucha contra el coronavirus y el  dengue, exige de un   esfuerzo de gran magnitud y un despliegue coordinado en las acciones  inéditas para el Estado. Varios son los frentes en este escenario, con posiciones concretas para sostener.   Contener la circulación del virus y atender a los infectados no es todo, además hay que  garantizar la posibilidad de que cada familia pueda quedarse en su casa sin pasar hambre u otras  necesidades elementales. 

Hay una estrategia nacional y también una  provincial  a gran escala,  para que nadie pase hambre pero tampoco pierda el empleo. Para esto fue necesario decidir  grandes inversiones y ejecutarlas en tiempo récord.  

Este desafío para  la defensa de la vida,    no solo  lo  lleva adelante el Estado;   pues cuando el virus o el mosquito logra pasar las primeras filas,  se hace imprescindible  un pueblo unido y  consciente y en ese sentido,  por más que algunos pongan el acento o la mirada en las indisciplina de algunxs pocos,  hay que decir que la gran mayoría de lxs riojanos y el pueblo argentino hace su parte por el bien común.

Por: El Tala Comunicación Popular

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí