Con un oído en el Pueblo – “Quiero una Policía amiga y no represiva”

A una semana del discurso de asunción del Gobernador Ricardo Quintela,  seguimos desmenuzando sus anuncios y posicionamientos. Uno de ellos en especial,  se ubica en las antípodas  del neoliberalismo, que demanda de una fuerza de seguridad represiva para contener lo que generan  las políticas de exclusión.

Quintela en su discurso de asunción se expresó de esta manera: “Una vez aplicada la emergencia alimentaria, aplicando una política laboral y brindando la medicación para aquellas familias humildes, estoy convencido que el terreno fértil de la delincuencia y enudeo de drogas se va a achicar considerablemente, porque va a haber un Estado, un Pueblo que los va a contener, abrazar e incluir al sistema. Por eso es importante que la seguridad tenga esos dos componentes: El componente social y el componente de las fuerzas de seguridad para el cuidado de nuestros chicos.”

En los últimos años, la ex ministra Bullrich  le impuso  a las fuerzas de seguridad,   aumentar el uso de la represión,  degradando las instituciones,   pero sobre todo el Estado de Derecho. Muchos ciudadanos perdieron la vida a causa de esto,  pese a que se sabe la “mano dura” y la represión  han estado lejos de bajar los índices de  delitos.

Por otro lado se ha confirmado en reiteradas ocasiones que las sociedades con menos desigualdad socioeconómica entre sus habitantes sufren índices de crimen menor a aquellas que no distribuyen la riqueza equitativamente.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí