Editorial – De la decadencia de la oposición a los brotes de la esperanza para todxs

Programa de huertas implementado por el Gobierno de la provincia a través de la Secretría de Agricultura

El formidable parate  por la pandemia abrumó  de prioridades al  Gobierno riojano, el cual claramente se definió en favor de preservar  la vida y el empleo. Sus  definiciones políticas y el alto  nivel de iniciativa, le valen ser un blanco tentador para el  ataque de los defensores del neoliberalismo. Pese a esto,  la esencia del gobierno de Ricardo Quintela se mantiene intacta.

El objetivo de los opositores,  de destruir la  actitud contra hegemónica y de avanzada,   que  se viene consolidando en el gobierno de La Rioja, parece inalcanzable para la oposición. Sin agenda propia,  siempre van detrás y pegan fuera de tiempo, lo cual solo conforma a algunos pocos de su tribuna.

La difusión  de noticias falsas,  inspiradas en dichos  sacados de contexto con la que se pretende generar una  atmósfera pesimista,  no ha  servido para horadar  la  solida aceptación del gobierno provincial en su base. Tampoco lograron debilitar los acuerdos con  los principales actores de la vida económica provincial. Menos pudieron aún, restar de su nivel óptimo en la relación con el gobierno de Alberto y Cristina, la cual se percibe bien encausada, en el marco del compromiso  federal del Frente de Todos. 

A lo largo de  la crisis por la pandemia,  que en la provincia se conjuga con un rebrote de dengue,  el Gobierno ha demostrado no solo  tener clara sus prioridades,  sino también una gran capacidad de trabajo y eficacia para  implementar políticas de contingencia. Algunas de estas medidas fueron en tiempo récord,   incluso antes que a nivel nacional. Obviamente todo esto es invisible a los ojos del “periodismo objetivo”.

Es posible que  este margen de acción que se puede permitir  la Provincia en el marco de un gobierno  federal,  implique  ser un  blanco estratégico para  los medios corporativos  porteños; digamos que algo de lógica se puede encontrar en eso.  Lo que resulta difícil de entender,   son los ataques  a nivel local. Están aquellos que operan  tras sus pequeños intereses y  hacen sus jugadas desde el anonimato. Pero existe un  sujeto,  desconectado de estos intereses,  con un nivel de  alienación tan profundo  que cualquier intento de diálogo político resulta frustrante.

Tras la derrota de Cambiemos,  advertimos  desde este medio,   que  la pesada herencia que éste dejaba, no solo eran  la deuda de los dólares que pidieron y fugaron,  o  las cifras de la pobreza. Todo indicaba que la  peor herencia que dejan los ceos,  es  la cristalización de un nuevo piso de subjetividad en favor de la exclusión,  cuasi fascista (sin ánimo de exagerar). A casi cinco meses de esto,  estamos en condiciones de ratificarlo. No se trata de un sujeto movido por  intereses de clase,  sino de un sujeto colonizado ideológicamente por una clase.

Por suerte esto no es todo lo que hay para decir sobre lo que sucede en la política provincial, pues sería más o menos  como posar la mirada  solo en la parte media vacía de la copa. Lo mejor de todo,  es que   este contexto, plagado de urgencias, que hace suponer que no existen otros temas que no sean los vinculados a la pandemia, no le impidió al Gobierno de La Rioja   accionar políticas que mueven a  levantar la  mirada hacia  el horizonte.

Hay algo importante que se viene dando durante estos días de cuarentena. Son pequeños actos de gobierno  por afuera de la agenda de contingencia,   pero que hacen a  su esencia, la cual  se conserva intacta. Son muchos,  se dan casi a diario en medio de la crisis,  pero  sólo pueden ser mirados a  corazón  limpio. Por ejemplo, la  actitud soldaría del Gobernador para con una vecina que le faltaba una heladera,  la legalización del uso de tierras para producir y  entrega de casas rurales;  el avance de un programa innovador de huertas. O  más cerca, la  intervención del gobierno en el reclamo  de lxs empleados de una fábrica textil en el Día de lxs Trabajadores.   Son hechos y señales,  que en este momento valen  como  brotes para  la  esperanza de todxs.     

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí