Desde nuestra tradición mirando el futuro

Casa donde asesinaron al Chacho Peñaloza

La vida y muerte de Ángel Vicente Peñaloza, lejos de representar una derrota, significa un legado de lucha;   una causa  justa que hoy  desde nuestra tradición,  alimenta el  desafió que tienen las fuerzas populares  de desconcentrar  y avanzar en una Argentina más armónica en su desarrollo productivo y más justa en igualdad de derechos.

En el  acto central en homenaje por 157 aniversarios del asesinato del Chacho, llevado a cabo el pasado jueves 12 de noviembre  en Loma Blanca, departamento General Belgrano,  el gobernador Ricardo Quintela ratificó el rumbo del proyecto de gobierno en el contexto de lucha histórica de La Rioja por  la igualdad. “La última batalla del federalismo todavía no se dio, la vamos a dar y ganar, porque es el legado que nos dejaron nuestros caudillos» afirmó

En marco del proyecto de gobierno del Frente de Todos,  que se proponer desandar la concentración  promoviendo un  desarrollo integral de la provincia y el país,   la lucha del Chacho y los caudillos federales cobra  sentido de actualidad, sobre todo cuando detrás de la palabra se pone el cuerpo.     Ya no  se trata de una retorica vacía de contenido,  o peor,   de un proyecto  liberal o neoliberal solapado  bajo el poncho y las patillas de un referente, sino de un acto de coherencia entre lo que se declama y se hace.

El centralismo y las políticas  que destruyeron el tejido productivo de La Rioja y las provincias alejadas del puerto en los albores de patria  dieron origen a una resistencia que la llamada historia oficial se encargo de ocultar y mancillar. No se puede decir que se  lucha  por el federalismo y al mismo tiempo impulsar políticas neoliberales.

Es  interesante pensar como la lucha federal de nuestros caudillos, la pastoral de Angelelli  y la consigna del gobierno provincial,  de gobernar “Con un oído en el Pueblo” coinciden en estos días. Angelelli  proponía  avanzar en justicia escuchando el pueblo,  rescatar  de su  identidad más profunda los mejores  valores  y desde esta tradición mirar el futuro. Esta confluencia en el presente está sucediendo y  hoy nos invita  a creer.    

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí