Diálogo para la paz y restitución inmediata del Estado de Derecho en Bolivia

Imagen Telesur

Por Delfor Pocho Brizuela – La Vida y La Paz: Un imperativo para Bolivia desgarrada. La persecución política, la represión a opositores políticos y a la protesta social, constituyen crímenes de lesa humanidad, perpetrados por el gobierno de facto, que asaltó el poder en Bolivia y su brazo armado, las fuerzas armadas bolivianas y las fuerzas de seguridad  del país hermano, que están masacrando a su propio pueblo.

Está realidad aberrante y cruel, afecta los derechos humanos básicos de hermanxs bolivianos, constituyendo una agresión manifiesta a la humanidad entera y por lo tanto una interpelación a la comunidad internacional, a tomar cartas en el asunto, para frenar tanta muerte.

No se puede mirar a otro lado o ser condescendiente y laxo frente a la agresión impiadosa e inhumana contra el pueblo boliviano por parte de las autoridades de facto.

La Comunidad Internacional, debe intimar y tomar medidas, dentro de sus competencias,  contra prácticas inhumanas, aberrantes y crueles ejercidas por el poder ilegitimo y de facto del Estado Plurinacional de Bolivia.

Los golpes militares, apoyados por minorías del privilegio de cada país, asociadas y o subordinadas a intereses coloniales, siempre han sembrado la muerte y la violación sistemática de los derechos humanos de nuestros pueblos.

Basta de muerte, diálogo para la paz y la restitución inmediata del Estado de Derecho en Bolivia.

Bolivia lo necesita con urgencia. La Patria Grande y la humanidad también.

Delfor «Pocho» Brizuela

Secretario de DDHH

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí