Editorial – La vida vale más que todo, lo demás se puede recuperar

En Buenos Aires, como así también en Córdoba, a días de habilitar la flexibilización a la fase cuatro  debieron retroceder a una etapa más restrictiva, debido al incremento exponencial de casos positivos de Covid – 19. La situación de estas provincias debe servirnos de alerta a lxs riojanxs, a la hora de practicar la responsabilidad ciudadana que implica sostenernos  en la cuarentena administrada en fase 4.

Por otro lado y en base a la experiencia de los  gobiernos que debieron decidir retroceder para preservar la vida y la salud de su gente, se hace imprescindible asumir que ante la pandemia la máxima responsabilidad recae sobre el Estado; por lo cual presionar  para que se abran las restricciones en beneficio de un sector es exponer a al conjunto de la sociedad. En virtud de esto  se hace imprescindible respaldar sus decisiones, las cuales son tomadas por expertos y en beneficio del conjunto de la sociedad.

Entendemos a quienes no la pasan bien, pero también entendemos que hay intereses mezquinos cuando solo se habla de economía despreciando la salud y hasta la vida. La presión nos puede hacer jugar una mala pasada y pagarla muy cara, arriesgando vidas, como ya ha sucedido no solo en Argentina.

Es un deber del Gobierno, pero también de los ciudadanos, defender la vida, cuidarnos y cuidar a los demás. Córdoba está a la vuelta, ya les sucedió, sigamos nuestro camino, el que también señalan todos los científicos y el Gobierno Nacional.

Se escuchan demasiadas voces, pero la realidad está en los números, en los enfermos y en los muertos en todo el mundo. Córdoba está a la vuelta, ya les sucedió, sigamos nuestro camino, el que también señalan todos los científicos y el Gobierno Nacional.

Solo hay dos caminos, la cuarentena y todos los protocolos que nos cuidan, y la vacuna. La vacuna no está, todavía falta;  solo nos queda el cuidado social evitando el desplazamiento.

Es un interés colectivo, entendiendo todos los motivos de los diferentes sectores, pero no podemos permitir que transmitamos el virus desoyendo la realidad.

Para ponernos de pie necesitamos llegar al día después de la pandemia de la mejor forma posible. No retrocedamos, para eso estamos trabajando denodadamente todos.

La vida vale más que todo. Lo demás se puede recuperar, la vida no. Vamos a vivir en la mejor Rioja posible, son tiempos difíciles, pero vamos a salir mejores.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí