El amor es más fuerte

Por Delfor «Pocho» BrizuelaEl aporte solidario extraordinario a las grandes fortunas es una cuestión de humanidad. No grava bienes de las empresas destinados a la producción. Impone una contribución por única vez, sobre bienes de personas concretas-fisicas- no integradas a la cadena de valor productivo.

Son fortunas personales: autos de altisima gama, mansiones, helicopteros, aviones particulares, yates o embarcaciones de placer cuya suma total tenga el piso de 200 millones de pesos.

No desalienta la inversión virtuosa, porque son bienes suntuarios de goce estrictamente personal.

La riqueza de los ricos más ricos, que son muy pocos, no corre peligro.

Pero habrá un poco, para que la salud, el trabajo de las PYMES, la educación de lxs jovenxs con el Progresar, la infraestructura de barrios humildes y la energia básica, alivie los padecimientos de muchxs argentinxs.

Y esto, que es mucho, nos hace más humanos y más hermanos.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí