El Centro Interactivo Winti, una nueva propuesta familiar para estas vacaciones

Con motivo de acompañar la educación ambiental de niños y niñas, el Parque Eólico Arauco abre sus puertas todos los días del año con su propuesta “Experiencia Winti” a través del cual se aprende de manera divertida sobre energías renovables, movilidad sustentable, reciclaje, robótica y cambio climático.

Una experiencia diseñada para grupos familiares con el fin de descubrir el universo de las energías renovables y el funcionamiento del Parque Arauco.


En este sentido, el jefe de Proyectos Especiales del Parque Eólico, Juan Facundo Quiroga, explicó que al llegar al Parque se inicia el recorrido a través de los aerogeneradores, luego se dirigen a la posta Winti, donde se les comenta a los visitantes como nació el Parque. Más tarde, continúan su recorrido por el Centro Ambiental Interactivo que cuenta con cinco salas, donde se encuentran las diferentes propuestas de educación ambiental. La primera experiencia comienza con la sala de energía eólica, que ofrece un juego en el cual a través de bicicletas fijas los visitantes pueden generar energía. La siguiente sala de reciclaje, enseña a seleccionar residuos que se pueden convertir en nuevas materias primas. Continúa, la sala de robótica y programación. Para luego finalizar, con un circuito de ecomovilidad en monopatines eléctricos y una reflexión de la Pachamama a través de un material audiovisual.


Finalmente, comentó: “este año estamos recibiendo chicos de las colonias de vacaciones y estamos coordinando con las distintas colonias. Los interesados nos pueden enviar un mail y acordar la visita grupal”.


La visita guiada puede realizarse de lunes a viernes de 9 a 15 hs y sábados, domingos y feriados de 9 a 20 hs. Por consultas grupales consultar a [email protected]
Reservas a través de la página web winti.peaenergia.com

Artículo anteriorJosé Aguilar, de la falsedad ideológica al cultivo ilegal de cannabis, pasando por la violencia de género
Artículo siguienteRecuerdan a Fernando Báez Sosa bajo la consigna «amor para todos, odio para nadie»