El gobernador catamarqueño, Raúl Jalil ponderó el impacto de la obra energética interprovincial

El gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, tras la resaltar la confraternidad y proyectos comunes que lo unen con su par de La Rioja, Ricardo Quintela, ponderó el impacto de la obra energética interprovincial inaugurada este miércoles en la zona de El Estanquito, como es la ampliación de la Estación Transformadora de Extra Alta tensión de 500/132 KV, La Rioja Sur y que beneficiará a las dos provincias.


Jalil recordó que “el presidente de la Nación Alberto Fernández siempre cuenta de sus visitas cuando era chico, a Chilecito, La Rioja y al dique Las Pirquitas y la Cuesta del Portezuelo en Catamarca” y le agradeció “por esa mirada inclusiva del Norte Argentino”.


Dijo que “venimos y trabajando con todos los gobernadores del Norte Grande” y consideró que “gobernar en pandemia ha cambiado la agenda, la mirada y también mucha gente está volviendo a vivir en lugares como Catamarca y La Rioja, el Norte; está valorando esa nueva calidad de vida que damos nosotros».


«Para que esa gente regrese, para que esa mirada federal sea real y para que puedan tener una mejor calidad de vida, son necesarias estas inversiones», dijo y remarcó que “venimos trabajando mucho con Ricardo (Quintela), nos conocemos porque fuimos intendentes de las dos capitales, La Rioja y San Fernando del Valle”.


Resaltó Jalil que «me siento muy cómodo y muchos catamarqueños también (en La Rioja), del Oeste y de nuestra Capital estudian en Chilecito y La Rioja” y en ese sentido mencionó que “estamos empezando la ruta 3 que une Tinogasta con el límite con La Rioja,  que estará toda asfaltada”.


En cuanto a esta obra de energía, expresó que “la extensión de 132 KV vinculará con Catamarca y mejorará la demanda, ya que en La Rioja y Catamarca el agua está a 200 metros de profundidad. Si no tenemos energía no tendremos agua y sin agua no tenemos producción y por ende no tenemos turismo ni una mejor calidad de vida”.


Anticipó que estamos ante un nuevo panorama con la post pandemia y “vamos a evaluar los proyectos a desarrollar”.


Sobre el futuro dijo: “tengo la confianza que esto va a pasar y será parte de nuestra historia y que el país y el mundo serán mejores después” y agregó que vamos a “empezar a evaluar y tener en cuenta estas obras de energía, de agua, principios de estudios para pueblos como Pomán, Andalgalá y Aimogasta, este último en La Rioja. Muy importante para la agroindustria”.


Reveló que “tenemos pendientes un viaje con Ricardo (Quintela) a Chañaral en Chile, que lo hemos suspendido dos o tres veces para avanzar en el desarrollo del Paso de San Francisco por Catamarca y Pircas Negras por La Rioja. Será muy importante esta mirada federal y regional que tenemos con Ricardo y con los gobernadores del Norte Grande”.

Artículo anteriorEl gobernador Quintela junto a autoridades nacionales
Artículo siguiente«La obra de energía interprovincial potenciará el arraigo y es ejemplo de una tarea conjunta de dos gobernadores»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí