El gobernador Ricardo Quintela pidió salud para todas y todos los riojanos

El gobernador Ricardo Quintela participó este jueves, de la misa y procesión en las tradicionales fiestas en honor a San Blas, en el departamento San Blas de Los Sauces,  donde miles de fieles recibieron la bendición de las gargantas.

En ese contexto, el mandatario provincial señaló que aceptando la invitación del cura párroco de San Blas de los Sauces, del intendente Silvio Villagra y del exgobernador Sergio Casas, “no podía estar ausente”, por lo que indicó que “venimos a compartir este momento tan importante para todo el departamento de San Blas de los Sauces”. En la misma línea, el gobernador manifestó su pedido al Santo Patrono de las gargantas, “salud para todos los sauceños, salud para todos los riojanos, prosperidad y bienestar para todos”.


Por su parte, la vicegobernadora Florencia López explicó que como vecina del departamento acompañó a la gente y declaró que “todos los años participamos junto al gobernador y autoridades de este departamento, pero principalmente junto a la gente y a la iglesia que es lo más importante”.


A su turno, el intendente departamental, Silvio Villagra, afirmó que “es una fiesta que nos reúne a todos los sauceños como hermanos, a todos los riojanos, a todos los devotos de San Blas. Este día es importante para nosotros al poder revivir esta fiesta, que por la pandemia la habíamos dejado de hacer por una cuestión sanitaria, pero hoy se dan las condiciones para reencontrarnos junto al pueblo y autoridades que nos visitan”.


“Para nosotros es un honor recibirlos a todos quienes vienen a acompañar y rendir cuentas a nuestro Santo Patrono y sobre todo a agradecer los favores recibidos”, expresó Villagra.


Cabe destacar que la misa estuvo a cargo del párroco Fredy Rodríguez, quien hizo una breve reseña de la historia de San Blas. Luego pidió al Santo su intercesión para «librarnos de esta pandemia y que podamos vivir en paz».


También el sacerdote dio la bienvenida al padre Miguel Sosa, nuevo párroco de Arauco y recalcó que «el padre es el único que en época de pandemia se acercó a visitar a los enfermos por este virus que provocó la pandemia».


Además dejó un mensaje a la feligresía y dijo que “febrero en La Rioja es carnaval, es Chaya y también es fiesta religiosa”.  Sumó que “todo el año tenemos que tener la actitud de caminar todos juntos como familia riojana. Como autoridades de la iglesia tenemos que reavivar una actitud de encuentro, de Tinkunaco para dialogar y encontrar respuestas a los nuevos desafíos con valentía”.


Por último, felicitó a las autoridades por la buena gestión “porque se hicieron viviendas, mejoraron los sueldos docentes. También por la generación de trabajo y ocuparse de la educación y la salud”.

Artículo anteriorEl gobierno provincial implementa una batería de medidas para asegurar la presencialidad escolar
Artículo siguienteEl gobernador Ricardo Quintela inauguró un nuevo Punto Digital “San Blas de Los Sauces”