El pro/cambiemos gobernó y se opone, en manada

Los sucesos acaecidos en Villa Gesell, de los que se ocuparon éstos días todos los medios, donde 10 jóvenes rugbiers asesinaron a un joven, popularizó el término “manada”, que ya tomaba trascendencia respecto de violaciones o femicidios.

La bestialidad de la conducta humana cuando se asemeja al comportamiento animal, hace que podamos analizar ese término social y políticamente.

Dejando los animales de lado, podemos emparentar la bestialidad como concepto humano, cuando el comportamiento adquiere el peligroso rumbo de la teoría del descarte, de la que tanto habla el Papa Francisco cuando se refiere al capitalismo salvaje, o neoliberal.

Dejando para la polémica el calificativo de “manada” a la conducta del PRO-Cambiemos-UCR, debemos pensar que se considera manada cuando se siente una pertenencia –clasista en éste caso- con ausencia de liderazgo e ideología.

Filosóficamente, o sociológicamente, la teoría del descarte es claramente genocida. “Los hombres viven demasiado”, afirmaba nuestra “querida” Lagarde del FMI. “No sé que tan pobres son los pobres”…”Un chico con solo 24 horas de hambre es irrecuperable, es como un animalito salvaje”, agregaba un insólito González Fraga, quién luego robaría más de 13 millones de dólares al Banco Nación, para poner en riesgo al mismo banco y favorecer a Visentín, que se quedaría con esos recursos de todos.

No tiene sentido agregar ejemplos de bestialidad política, porque cada caso va en esa dirección, mientras te contaban desde los medios masivos y concentrados de comunicación, otra realidad o relato, que escondía o acorazaba la pertenencia de la manada.

Muchas veces esa manada, a falta de un machito alfa, seguían las instrucciones del que se auto-elogiaba en medio de un caos, sostenido solamente por esa bestialidad de los que elegían su pertenencia sin pertenecer. Y en esa telaraña de pertenecer, caían los bobos que creían que la manada los protegería de la pobreza, de los despidos, de la caída de sus industrias, comercios, empleos y/o profesiones.

De patria, ni hablar, la manada tiene intereses centrípetos y recursos centrífugos, el resto es descarte, aunque los voten.

Ahora, sin eufemismos, como calificar la conducta de los adeptos a Mauricio Macri (Y bué…lo tenía que nombrar al quía) sin caer en la tentación de poner en la bolsa de la manada a todos los que se enriquecieron con la pobreza del otro, los que fugaron capitales, los que se comieron la realidad clarinesca y televisiva de TN, Canal 13, América y algún Telefé suelto por ahí.

La manada tiene su pertenencia, y si no tenés fortuna, mansiones, aviones, autopistas, energía, cereales y otras yerbas, sos de otro palo, que puede ser el del gallinero.

Hoy se oponen a la reconstrucción, al trabajador, a la reindustrialización, a las Pymes, a las economías regionales…en fin, a cualquier atisbo de política restauradora de derechos y de bienes usurpados.

Actualmente hay una manada opositora, generalmente legislativa con nichos de poder en el Puerto y en una provincia que, aunque gringa, sostiene intereses ligados al neoliberalismo salvaje, como Visentín, entre tantos otros, que impiden el normal desenvolvimiento de la Nación y muy especialmente de la Provincia de Buenos Aires.

La manada caza, es hora de cazar la manada, ponerle el cascabel al gato y soltar algunos nombres al azar, como para que no se confunda el concepto.

Carrió, Peña Braun, Caputo, Dietrich, Rodríguez Larreta, Pichetto, Negri, Prat Gay, Dujovne, Mashasha, Michetti, Stornelli, Bonadío, Bullrich, Laura Alonso, Pinedo, Cornejo, Aguad, Malcorra, Faurie, Macris varios…en fin, solo 200 tienen el 80 por ciento de los recursos de todos.

Se terminó la grieta, hoy es un abismo, como la que separa el carácter gregario del hombre con la bestialidad animal, esa de los hunos, del holocausto judío, o armenio a manos de los turcos, de los fusilamientos del 55 o de los 30.000 patriotas jóvenes desaparecidos.

EN LA RIOJA ¿CÓMO VENIMOS?
Sin liderazgo hay manada, y hoy con un auténtico líder en el Gobierno, todo queda librado a la voluntad de hacer lo que se está haciendo, esperando una oposición responsable que tiene una oportunidad histórica, sacar a la UCR de la traición conservadora, elitista y funcional a la manada del PRO, para no caer en la co-responsabilidad de la bestialidad política.
No voy a hablar de Ricardo Quintela, su gestión habla por él cada día. ¿Líder, referente?, no sé, me alcanza con Gobernador de todos los riojanos.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí