El trabajo siempre dignifica

Por Pocho Brizuela – Considerar a lxs trabajadores PEM cesanteados vagos, se parece más a un odio de clase o a un desprecio oligarquico.

Son sobrevivencias de una sociedad meritocrática, pensada a la medida de los que tienen y consideran a lxs de abajo culpables y responsables de su propia situación, para mantener una estructura de privilegios y desigualdad.

Esa es la visión del neoliberalismo, que como dice el Papa Francisco, tiene la lógica del descarte y la exclusión, con cualquier argumento o justificación.

Los PEM son personas con dignidad y familias a las que se les priva el pan.

Hacer eso con ellxs, es una caricatura de la democracia.

La 20

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí