En camino de consolidar el proyecto de Gobierno, un panorama político como para comenzar el año

Durante la primera semana de este 2021, la agenda de Gobierno de La Rioja no se detuvo. Consolidar los objetivos que se propuso a priori para su gestión, exige de una actividad sostenida. Urge consolidar el camino de salida ante la difícil realidad que atraviesan las mayorías populares en el contexto actual.

Las decisiones económicas, enfocadas en potenciar el consumo y sostener el trabajo; el esfuerzo para consolidar una nueva institucionalidad que garantice desarrollo federal, configuran los rasgos más preeminentes de las decisiones del gobierno que conduce Ricardo Quintela. Los mismos se reflejan en cientos de medidas y anuncios que éste viene haciendo desde los distintos ámbitos del Ejecutivo.

Todo esto tomará más sentido aún en los próximos días, cuando la agenda provincial se entrelace con la nacional. El 22 de enero Alberto Fernández arribaría a Chilecito. Lo haría en el marco del impulso nacional para un funcionamiento federal del Gobierno, algo que acordó en tiempos de campaña con los gobernadores y que sigue ratificando cada vez que se presenta la oportunidad. Al parecer Chilecito sería la primera ciudad del interior profundo a donde el presidente llegará con su equipo a reunirse con el gobierno provincial, inaugurando allí, con los pies en el territorio, una nueva forma de practicar el federalismo.

Según pudimos conocer, antes de la llegada del Presidente, el próximo viernes 15 de enero, vendría el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis y como todo tiene que ver con todo, desde abajo parece que todos los caminos llevan a la Perla del Oeste. Por otro lado y en consonancia, se supo que para el 21 de enero está prevista la cumbre de Gobernadores del Norte Grande. Aunque no está confirmada la sede de este evento, no estaría mal pensar que pueda ser en esta provincia, ya que se trata de un espacio al que Quintela le puso expectativas desde su creación.

En suma, esta agenda institucional, que tiene como génesis los altísimos compromisos del Frente de Todos a nivel nacional, son de una importancia mayúscula para el gobierno riojano. Lo viene demostrado con esfuerzo de gestión y decisiones económicas contundentes. Para el gobierno no es sensato, ni posible, un proyecto de provincia federal, es decir con justicia en su desarrollo, si no es en el contexto del proyecto de un país federal.

Todo esto sucede al calor de la campaña de vacunación, pero también en medio de los ataques del poder mediático. Lamentablemente la mayoría de los medios le pertenecen al stablismet y a estos sectores lo único que les importa es el fracaso del Frente de Todos. No importa cuanta basura tengan que vender con tal de allanar el camino para su asenso al poder del estado.

Los socios de este poder oligárquico y corporativo a nivel provincial, constituyen un arco político que reúne la oposición neoconservadora, pero también a algunos que se dicen peronistas, pero que en realidad son neoliberales. Lo penoso y grave a la vez, es que este espacio no juega limpio, y mucho menos declama sus intenciones. Participa solapadamente, usando sus medios y comunicadores, que son las caras visibles de sus ataques. En definitiva, los medios son en el país y la provincia, el espacio donde se articulan las operaciones para desacreditar a lxs referentes populares y hacer fracasar al actual gobierno. Es en alguna medida el lawfare que denuncia CFK; una forma de terrorismo simbólico, que promueve impunemente el poder real para impedir que se consoliden políticas contra cíclicas y populares.

En lo local, el mejor ejemplo de lo que son estos “sótanos de la democracia” lo da Fénix, el medio del ex Vicegobernador Bosetti, allí abreva todo el arco opositor para marcar su agenda. También se usan páginas y cuentas de redes sociales de gran alcance, creadas especialmente para incidir en la comunicación política local con difamaciones e información abiertamente falsa.

Las operaciones opositoras en la provincia apuntan especialmente a desacreditar el liderazgo del Gobernador, hacia fuera y hacia dentro del Frente, para dividirlo. En lo cotidiano cualquier información oficial es presentada bajo un cono de sombra que oculta la premisa que supone que el Gobernador Quintela es el peor de la historia. Entonces, cualquier anuncio oficial es enfocado para relativizar su impacto positivo, aunque sea con los argumentos más disparatados.

Pero yendo más a fondo aún, la estrategia local de la oposición, pasa por impedir que el nuevo gobierno se consolide ante la opinión pública como el movimiento que dio vuelta la página del peronismo liberal, inaugurando un nuevo segmento histórico, que correrá atado a las consignas de la justicia social del peronismo y con “una mirada especial hacia los que menos tienen”.

Hacia dentro del frente, el liderazgo de Ricardo Quintela es indiscutido, pero esto no quiere decir que no existan movimientos, tensiones que se acumulan y liberan, como ocurre con las placas tectónicas, cuyo desplazamiento repercute en la superficie. Es decir, el Frente no es una entelequia imperturbable, sino un organismo vivo, que en el mejor de los casos resulta ser más que la suma de sus partes. Sin embargo, no todas sus partes responden a intereses idénticos y a veces se establecen disputas. En todo caso el límite de estas siempre será el interés común del Frente. Si un acto individual compromete los intereses colectivos, el mismo pasa a ser otra cosa.

Atinadamente, casi al comienzo de su gestión, el gobernador Quintela supo decir algo respecto a la distribución de los recursos, que bien se aplica a la distribución del poder dentro del gobierno del Frente. En ese momento afirmó, ante la consulta de un periodista, que “sí se puede distribuir de manera justa, lo que no se puede es cumplir las expectativas de todos”. Fue una gran respuesta. En este sentido es válido decir que puede haber referentes que quizás aspiran a más, o que buscan disputar el lugar de liderazgo, el tema es hasta donde hacerlo sin dejar de pertenecer al Frente.

Artículo anteriorCarta abierta – Ante el recrudecimiento de la pandemia moral
Artículo siguienteCon un fuerte compromiso federal El gobierno de Ricardo Quintela continúa con la tarea de dignificación de las y los trabajadores precarizados

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí