En Diputados inició el Debate por el Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo

Este martes inició en la Cámara de Diputados de la Nación el tratamiento del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo enviado al Congreso por el Presidente Alberto Fernández.

El Proyecto presentado por el Ejecutivo plantea despenalizar y legalizar el aborto en las primeras 14 semanas de gestación, junto con el llamado Plan de los 1000 días, de acompañamiento de la maternidad en situación de vulnerabilidad y hasta los primeros 3 años de vida de niños y niñas. En tal ocasión, en un mensaje grabado y a través de sus redes sociales el Primer Mandatario expresó “La legalización del aborto salva vidas de mujeres y preserva sus capacidades reproductivas, muchas veces afectadas por abortos inseguros. No aumenta la cantidad de abortos ni los promueve. Solo resuelve un problema que afecta a la salud pública”

Según un estudio realizado por Conicet y el Cenep (Centro de Estudios de Población) en Argentina se practican entre 460.000 y 600.000 abortos clandestinos cada año. En los hospitales públicos de todo el país se registran 53.000 internaciones por abortos al año. Del total, alrededor del 15% corresponden a adolescentes y niñas menores de 20 años, y alrededor del 50% a mujeres de entre 20 y 29 años. En el mes de junio de 2015, el Ministerio de Salud de Nación publicó en su página web un nuevo “Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo”. Este protocolo revisa y actualiza la información médica, bioética y legal contenida en la Guía Técnica del 20104. Si bien el nuevo Protocolo establece que “es de aplicación obligatoria en todo el territorio argentino y debe ser puesto en práctica por todas las instituciones sanitarias, tanto públicas como privadas, a lo largo de los años, la práctica del aborto legal ha sido sistemáticamente inaccesible para miles de mujeres, adolescentes y niñas que habitan la Argentina, violando sus derechos humanos a la privacidad, salud, de ser libre de trato cruel, inhumano y degradante y de no ser sujeta a discriminación, y en algunos casos, hasta el derecho a la vida. Según cifras de los últimos 5 años de registros oficiales, más de 3 mil niñas menores de 15 años por año en el país afrontan embarazos y partos. En promedio 9 niñas por día acuden al sistema de salud a parir. Los embarazos en éste rango de edad son en su gran mayoría resultado de abusos sexuales padecidos por las niñas por parte de varones de la familia o cercanos del círculo familiar. El Comité CEDAW en su última evaluación a Argentina, el pasado noviembre de 2016, se refirió a este tema en particular e instó al Estado argentino a asegurar el acceso al aborto legal y servicios pos aborto en condiciones seguras.

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, se refirió “Frente a un problema serio de salud pública la respuesta no puede ser individual y según los recursos económicos de cada persona, sino que debe haber un Estado presente que acompañe y equipare las condiciones de posibilidad y el acceso a los servicios de salud” continuó “El compromiso del Estado Nacional es cuidar la integridad física de las mujeres en todos los casos, evitar muertes por abortos clandestinos y acompañar a todas aquellas que desean continuar con sus embarazos y se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, para que puedan cumplir con su deseo de maternar y que ellas y sus hijos e hijas cuenten con el acompañamiento de un Estado presente”

Por su parte, el Ministro de Salud, Ginés Gonzales García llamó a «cambiar una historia de la cual nadie puede estar orgulloso» y dijo que con esta legislación que se busca aprobar se elimina naturalmente una causa de muerte. Además, indicó que los números de egresos hospitalarios por aborto en el sector público fueron descendiendo. «Eso es la innovación, eso se llama misoprostol», enfatizó Ginés para explicar que “La idea de utilizar medicamentos, que es la técnica novedosa simplifica notablemente y hace que desaparezcan los riesgos”
Sin embargo, el Misoprostol significa una barrera para muchas argentinas, sobretodo aquellas sumergidas en un contexto de vulnerabilidad económica. El observatorio Nacional del Acceso al Misoprostol, publicó el precio de las Marcas comercializadas; Encontrándose el Oxaprost a $9937 y el Misop 200 a $6082
Por esa razón, el Ministro de Salud manifestó “No es un problema igual para todas las argentinas, siendo quienes tienen mayor vulnerabilidad las que enfrentan más barreras para acceder a un aborto seguro” definiéndolo como una exigencia de la salud pública.

Vilma Ibarra, por su parte, se refirió al proyecto de los 1000 días y aseguró: “el Estado va a estar acompañando los proyectos de maternidad, no queremos que ninguna mujer decida interrumpir su embarazo por una situación de vulnerabilidad y falta de recursos”

Además, durante la tarde, funcionarios, juristas, médicos, militantes y representantes de la iglesia expusieron en el plenario apoyando y rechazando la iniciativa. Se escucharon 12 posturas. 6 a favor y 6 en contra, las cuales continuarán hasta el viernes, estimando la presentación de 50 posturas con posibilidad de extenderse a 60.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí