IVE: El antecedente de Argentina se replica en Chile

La Comisión de Mujeres y Equidad de Género la Cámara de Diputados de Chile comenzará este miércoles el debate por el proyecto de Ley que modifica el Código Penal para despenalizar “el aborto consentido por la mujer dentro de las primeras catorce semanas de gestación.

En esta primera jornada participarán, además de las diputadas que forman parte de la comisión, Camila Maturana encargada del Programa Seguimiento Legislativo, de la Corporación Humanas, y Gloria Maira, referente de la Mesa de Acción por el Aborto. También fue invitada la Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett Said. El debate del proyecto, presentado en 2018, se reactiva en el marco del cierre de las listas de candidatos para la conformación de la Convención Constitucionalque los y las chilenas votarán el próximo 11 de abril, para elegir a los 155 ciudadanos que escribirán una nueva Constitución.

El proyecto, de un solo artículo, presentado en 2018 con la firma de más de diez diputadas, prevé la modificación de tres artículos del Código Penal chileno: el numeral tercero del 342, que establece penas para quien causara un aborto, aún cuando la mujer consintiera; el artículo 344, que castiga a quien “causare su aborto o consintiere que otra persona se lo cause”; y el 345, que prevé las penas para el o la profesional que llevara a cabo el aborto o cooperara para que se pueda concretar. En todos los casos, la moción parlamentaria que se comenzará a debatir este miércoles propone agregar la frase “después de las catorce semanas de gestación”. Previo a ese plazo la interrupción del embarazo no sería punible.

“El movimiento y la aprobación de la Ley en Argentina fueron de gran inspiración”, expresó Maira, y explicó que, si bien no es una normativa que regule el aborto voluntario, “es un proyecto que descriminaliza, que pone en el centro la discusión sobre la autonomía reproductiva”.

En Chile, desde 2017 el aborto es legal por tres causales -por violación, riesgo de vida para la persona gestante e inviabilidad del feto-, cuando el Congreso aprobó el proyecto de Ley presentado por la presidenta Michelle Bachelet. Sin embargo, la Ley 21.030 “es un proyecto limitado -señaló Maira- porque no hay información ni educación sexual”. En este sentido, Tamara Vidaurrazaga, profesora universitaria y militante feminista de Santiago de Chile, afirmó que «aún siendo un derecho cuando se trata de alguna de las causales, aparecieron formas de obstaculizarlo que no han sido enfrentadas por el Estado».

Si bien las referentes aclararon que en el Congreso “todavía hay mucha resistencia”, consideraron relevante que el debate vuelva a activarse, especialmente esta semana, en el marco de las elecciones para la Convención Constituyente. 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí