La normalización del PJ riojano contada desde adentro

Silvia Machicote es Secretaria del Partido Justicialista de La Rioja, lo que se dice un cuadro político administrativo con todas las letras, pero sobre todo una militante, una que ha sido testigo del devenir orgánico del Pejota, desde al menos hace diez años. Su testimonio es una referencia ineludible para entender el proceso de normalización que vive hoy el justicialismo y a juzgar por lo que nos cuenta es digno de ser visibilizado.

Para Silvia, esta etapa comienza con la designación de Ricardo Quintela como Presidente, hecha por el Congreso Provincial, que es el máximo órgano resolutivo del Partido; “algo que él aceptó con la condición de que se iniciara un proceso de democratización que de mínimo respetara la carta orgánica, algo que no venía sucediendo”.

Esto fue tras la salida de Sergio Casas y ante la necesidad de evitar la acefalia y una intervención, ya que los mandatos venían vencidos de años; pero sobre todo por su funcionamiento, que venía siendo prácticamente nulo. Luego, la pandemia provocó nuevas dilaciones, pero este año la normalización que garantizará más democracia partidaria viene con todo.

Al momento de dar este testimonio, en la Casa de Todos, en la Capital de La Rioja, Silvia Machicote tiene, entre otras responsabilidades, dirigir el equipo que recibe las fichas afiliación, las cuales llegan a la Sede central de la mano de militantes y dirigentes, como fruto de una campaña de afiliaciones lanzada a nivel provincial, la cual inició hace más de un mes y ya se va prorrogando un par de veces porque no paran de llegar solicitudes de afiliación. Estas subscripciones son controladas, para garantizar que estén bien confeccionadas y luego entregadas a la Justicia Federal Electoral.

Continuando con el relato, Silvia nos comenta que Quintela planteó desde su mandato al frente del PJ tres objetivos bien definidos. Uno de ellos fue el abrir una instancia de amnistía para que retornen quienes habiendo sido parte del partido y por distintos motivos se fueron a otros espacios.

Según explica la Secretaria, este lineamiento indicado por titular del partido apuntó a resolver aquello de que “algunos dirigentes terminaban siendo la “pata peronista” de otros espacios electorales, sea por desencanto o por oportunismo”. “Dijo, muchachos hagamos una amnistía, ética moral si se quiere y vuelvan a trabajar en el partido´, muchos volvieron y otros no”.

Otro objetivo que se propuso el Presidente fue la cuestión de la Paridad, “algo que las mujeres del justicialismo le planteamos desde nuestra lucha y que él lo entendió, y además firmó la resolución de Paridad para los cargos electivos del Partido”. En ese momento “todavía no estaba sancionada en la Cámara la Ley de Paridad; es decir el PJ fue pionero en avanzar con este derecho”, celebró la funcionaria del Parido. Y el tercero, es esto de la normalización, un proceso que se vio postergado a causa de la Pandemia. “Estuvo parado dos años, pero apenas tuvo la oportunidad (RQ), que fue en diciembre del 2021, Ricardo nos dijo ya está, convoquemos”.

A esto último, sumarle algo más que señaló la Secretaria reforzando el sentido democratizador que busca imprimirle al Partido su actual conductor; y es que por iniciativa de éste se decidió la modificación del articulado de la Convocatoria a Elecciones, habilitando la participación de listas internas sin el condicionamiento que se les imponía. A saber, entre las pautas de la Convocatoria que se venía usando, existía una condición que impedía la participación de una lista en un único distrito; se exigía como condición excluyente, presentar lista en todos los departamentos. Esto era un gran impedimento u obstáculo que al quitarse amplió la posibilidad de participación de inmediato.

Artículo anteriorInvitamos a la muestra “La tierra espiral: paisaje, memoria y gesto de la cestería riojana”
Artículo siguienteEl Gobierno de la Provincia trabaja transversalmente la agenda 2022 en los Puntos Digitales