La segunda visita del Presidente, confirma la importancia de La Rioja en el proyecto de reindustrialización de la Argentina

Por segunda vez desde el inicio de su gestión, el presidente de la Nación Alberto Fernández visita la provincia de La Rioja. Esta vez aterrizará en la pista de Anillaco para acompañar al gobernador Ricardo Quintela en la inauguración de una nueva etapa de ampliación del Parque Eólico Arauco.


El hecho es puntual y forma parte de la gestión de ambos mandatarios. Sin embargo, por el sentido de la oportunidad y por los roles políticos que ambos dirigentes están dirimiendo dentro del justicialismo, resulta de enorme significación esta suerte de espaldarazo de Fernández a Quintela, con quien, ya lo hemos adelantado, los une algo más que sus responsabilidades institucionales.


La primera muestra de un federalismo, que va más allá de lo declamativo, la dio el presidente el 12 de junio último, cuando desembarcó en la provincia acompañado por buena parte del gabinete nacional, anunciando una potente inversión del estado y privada, que derivó en la reapertura de una planta textil de Hilados que había cerrado en 2018 a causa de las ruinosas políticas públicas del macrismo, restituyendo más de 100 puestos de trabajo perdidos y anunciando el incremento de otra centena para el primer trimestre 2021, a solo tres meses de aquel episodio.


Sin embargo, la simpatía entre AF y RQ comenzó a materializarse no bien iniciadas ambas gestiones, cuando el gobernador debió confrontar con los medios hegemónicos a raíz de algunos anuncios de políticas públicas populares que enervaron a los ortodoxos y que, al mismo tiempo, se vieron como modelos de aplicación en otros estados, tales como el proyecto de estatización de las deudas de los trabajadores de la administración pública que, no solo llena de angustias a muchas familias, sino que representa un fuerte obstáculo al consumo, que es condición sine qua non de la reactivación de la economía provincial.


El apoyo recibido por la provincia antes y durante la pandemia, a través de un diálogo permanente con los integrantes del gabinete nacional lo fueron posicionando al gobernador como un dirigente cercano y confiable a la hora de la reconstrucción política que anima el proyecto nacional de AF.


Días atrás fuimos testigos los riojanos de la emocionada referencia de Fernández a su infancia en el Chilecito de su padre, al hacer entrega de 30 viviendas y lotes con servicios en Anguinán, en un acto virtual del que participaron otros cuatro gobernadores. En la oportunidad, Quintela agradeció ese vínculo al tiempo que anunció una inminente inversión en el Parque Industrial riojano de 50 millones de dólares, que, a pesar de reservarse los anuncios concretos para el momento oportuno, dan cuenta que la provincia de La Rioja tiene un rol preponderante en el proyecto de rescate de la industria ya anunciado por el gobierno nacional, después de la abscena apertura indiscriminada de las importaciones y el proyecto de primarización de la economía perpetrado por el gobierno anterior.


Entrevistado antenoche por un canal porteño, el ministro de producción Matías Kulfas, hechó mano a lo que está sucediendo en La Rioja, para ejemplificar la decisión del gobierno nacional de resucitar la industria argentina, al argumentar que “ya en la provincia de La Rioja se abrieron siete plantas industriales”.


Puede ser que la pandemia, y la salvaje oposición de los medios conservadores y oligopólicos intenten tapar, minimizar, bajarle el precio a las políticas públicas que toman impulso, especialmente después del acuerdo de la Argentina con los bonistas privados. Pero es un hecho que, a pesar de las enormes dificultades, tanto en la Nación como en la Provincia, se está enderezando el rumbo de la Argentina hacia un país con trabajo y derechos para todos. Y lo más estimulante es que, a diferencia de lo ocurrido en otras etapas, hoy se puede percibir con claridad, una coordinación, una sinergia entre la provincia y el gobierno nacional que, más allá de las coincidencias ideológicas y de las semejanzas de los proyectos, está sustentado también en las simpatías mutuas que se prodigan dos dirigentes que tienen sobre sus hombros enormes responsabilidades.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí