Las Hermanas de la Asunción celebraron sus 50 años en La Rioja

Los 50 años de la llegada a nuestra provincia de las hermanas  de la Asunción fue celebrado  por  las comunidades de la Parroquia de Fátima. El festejo tuvo lugar  en el Club Andino del barrio Matadero con una misa presidida por Monseñor Dante Braida.

 Al encuentro de homenaje, surgido al calor de la beatificación de los Mártires,   concurrieron vecinos y  referentes sociales. En ese marco Monseñor  Dante Braida, destacó la coherencia de las religiosas en su opción por los más pobres. Al término de la celebración  la Orquesta Comunitaria “Enrique Angelelli” deleitó con una extraordinaria actuación. Una de las promotoras de este encuentro fue la senadora mandato cumplido Hilda Aguirre de Soria.

Cabe destacar que las hermanas llegaron a la provincia en 1969, convocadas por el obispo Monseñor Angelelli con quien trabajaron juntos en la construcción de la pastoral diocesana, además de sus vínculos de amistad y ser compañeras de lucha y compromiso con los más pobres.

Estas religiosas en fidelidad al Evangelio y a la opción por los más pobres fueron perseguidas, calumniadas e injuriadas en el seguimiento de Jesús y por querer construir junto a la comunidad un mundo más justo con Monsñor Angelelli sufrieron ataques injustos en Aminga, por pretender conformar con los campesinos una cooperativa de trabajo. Junto a los mártires riojanos hicieron camino y siguen sembrando vida tras sus huellas.

Las hermanas de la Asunción son reconocidas por su eficaz y tenaz labor pastoral, en distintos barrios de la ciudad: Mataderos, Cementerio, Hospital, Islas Malvinas, 20 de Mayo, Parque Industrial, Joaquín V. González, Jardín Residencial, Virgen del Valle, La Hermita. Actualmente viven y trabajan en el barrio Los Obreros en la zona sur de la ciudad capital.

Si bien sus orígenes fueron los colegios religiosos, ellas se metieron en el barro de las realidades de las comunidades barriales y sin abandonar la formación y su carisma decididamente hicieron camino en la formación de las comunidades de base.

Formaron catequistas y agentes de pastoral comprometidos en cada lugar donde pasaron hicieron promoción humana y atendieron las necesidades urgentes en caritas.

Siempre respetaron la cultura y las costumbres de los territorios que pisaron se hicieron uno con la gente.

Y acompañaron a muchas familias y especialmente a mujeres en un proceso de empoderamiento , defensa de los derechos y la dignidad humana. Su fundadora es Santa María Eugenia de Jesús, canonizada en el año 2007 por el papa Benedicto XVI.

Fuente – El Independiente – Facebook Hilda Aguirre

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí