Las peripecias editoriales de la oposición subestiman la capacidad crítica del pueblo riojano

El periodista representante de los intereses de la pampa húmeda en La Rioja,  sigue tergiversando la realidad y legitimando  la desestabilización que impulsa la oposición. El reconocido corresponsal de Cadena 3 en La Rioja,  Nelson German, columnista en medios Fénix, ensaya sus cada vez menos creíbles  opiniones en desmedro del  gobierno de Ricardo Quintela.

Descolocado ante un Gobierno popular, que se presenta anclado  fuertemente a la lógica de  un frente nacional de carácter popular y progresista, el periodista de Mario Pereyra,  se  aferra como puede a los  paradigmas  obsoletos de un republicanismo que terminó en Cambiemos.  En sus peripecias editoriales hasta se precia de contar  con fuentes que le permiten saber lo que sucede dentro del despacho del Gobernador. En este punto hay que reconocer que German  tiene una buena  imaginación,  pero lamentablemente su marco conceptual y el afianzamiento de una nueva lógica en la relación  Gobierno – Pueblo de La Rioja,   lo  están dejando fuera de época.  Después de todo así es la derecha,  a veces  sofisticada,  pero finalmente predecible,  aburrida y  sobre todo  perjudicial para el bien común.  

A la vorágine de operaciones de las que forma parte, German le agregó una nota con opinión  a su página; en ella  rememora las jornadas históricas del Acampe frente a la Residencia, intentando con esto reflejar  la “inconsecuencia” del Gobernador que hoy  “reprime el derecho a la protesta”. Lo dice  montándose en las falsedades que  el mismo vine fogoneando;   lo penoso es que subestima la memoria y la  capacidad crítica del Pueblo riojano.

Cuánto pagará   la vocación  de retorcer tanto la realidad, para llegar a intentar engarzar esa  descabellada comparación para  por fin  demostrar  la supuesta  incoherencia del Gobernador.  Comparar el acampe multitudinario que encabezó Quintela con la opereta de poca monta coordinada por la derecha nacional y local, es además,  un acto de subestimación para con su propia audiencia.

 Comparar el Acampe, que es  un hito de  la historia de la  resistencia popular riojana contra el liberalismo y  el extractivismo,  con la manifestación de un grupo de referentes  PEM,  operada por la oposición,  solo puede ser funcional a  seguir  propagando tergiversaciones a su  público. El arte pasa por montar esa  fábula sobre  otra,  diciendo  que el actual gobierno  criminalíza la  protesta,  cuándo lo real es que en  la manifestación del jueves pasado,  que se incitó en plena pandemia, no hubo  ninguna represión.

Lo que si hubo fueron agresiones y amenazas al  Gobernador y al  Secretario General de la Gobernación,  puestas en boca de un referente PEM, no tan inocente en cuanto a su rol político, ya que los  Improperios de este también contenían un mensaje temerario, el de prometer la cárcel por razones políticas al Gobernador.

Si hubo luego de aquello un fiscal y un juez que actuaron de oficio,  bajo la autonomía que otorga la Constitución, que imputaron  y ordenaron la detención  del referente, bajo la supuesta comisión de los delitos de Coacción agravada, Incitación a la violencia e
instigación pública; pero  finalmente también hubo por pate del Gobernador un pedio solidario a la justicia  para que este sea liberado.   

Lejos está la figura de Ricardo Quintela del lugar que pretende darle German;   tanto en aquel entonces como ahora, al Gobernador  lo respaldan las fuerzas populares de resistencia   al liberalismo y sus flagelos.  

Por El Tala Comuicación Popular

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí