Lucha contra el COVID19: PYME riojana desarrolla máscaras faciales personalizadas

Con el apoyo de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Provincia, tecnólogos riojanos realizaron innovaciones y adaptaciones para fabricar un protector facial flexible con frente de espuma de poliuretano de alta densidad que la hace liviana y adaptable a cada usuario.

Este desarrollo no necesita tecnología de impresión 3D ni otros procesos costosos y lentos en su fabricación, tan solo insumos básicos de calidad como la pantalla transparente de PET y la espuma de poliuretano. La máscara se ajusta a la cabeza con un elástico lo cual permite su colocación y retiro en un solo movimiento y sin necesidad de asistencia de otra persona.

La máscara agrega además un factor innovador clave: la impresión en el frente del logo de la organización o empresa y un espacio en blanco para escribir el nombre del usuario para su personalización, elemento destacado en la relación del personal y el paciente. Las recomendaciones indican que esta máscara no sustituye el barbijo sino que deben ir complementados.

El emprendedor Rodrigo Zucal participó solidariamente con su impresora 3D en el desarrollo del Programa 1000 máscaras de la Secretaría de Ciencia y Tecnología y explicó que “buscamos variantes de fabricación en escala de estas protecciones para atender la alta demanda del sector sanitario y otros trabajadores expuestos por ser servicio esencial en la pandemia del COVID19”. Zucal agregó que “Somos un emprendimiento familiar de impresiones y corte láser que nos reconvertimos para desarrollar suministros contra el COVID19”.

El Secretario de Ciencia y Tecnología Javier Tineo destacó el aporte del financiamiento y de los profesionales de su área que acompañaron el diseño “que está siendo puesto a prueba en diferentes servicios como el de emergencias 107, Hospital de Clínicas Virgen de Fátima, Instituto de Ambiente, Internet para Todos y servicios de hospitales públicos ocupados de pacientes con COVID19”. Tineo aseguró que “contando con los materiales se pueden fabricar 1000 máscaras por semana, con un precio final más competitivo que los importados que además escasean y demoran en ser abastecidos. Esto genera empleo local y provee un insumo que pasó a ser crítico en la primera línea de atención de la pandemia del COVID19”.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí