Macri y su pandilla se proponen derrocar al gobierno

Por Juan Argeo Rojo. En momentos en que se discute la problemática del Per Saltum aceptado por la C S de J es necesario explicar claramente que de los tres poderes constituidos: el ejecutivo, el legislativo y el judicial, sólo los dos primeros son elegidos por el voto popular.En cambio, la situación constitucional del poder Judicial cuya cabeza principal es la Corte Suprema de Justicia no es un poder constituido constitucionalmente, ya que sus miembros no son elegidos por el voto popular, sino que son designados por los mismos sectores políticos y económicos que controlan al estado por medio del mercado. De ese modo, convierten al estado de derecho en derecho de estado, ya que la ley se aplicará siempre para los de abajo, nunca para los de arriba.

LAS CARACTERÍSTICAS CONSTITUCIONALES DE LA CORTE SUPREMADE JUSTICIA

La actual situación constitucional que se genera por los reclamos de los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli logran por medio de la violencia en las calles, que la Corte haga lugar al Per Saltum, lo que resulta improcedente, ya que los jueces en cuestión se negaron a comparecer ante el Senado de la Nación para verificar la legalidad de sus traslados de otros tribunales, lo que permite presumir que esta acción fue a favor del ex Pte. Macri, con el objetivo claro de detener a la Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández.

Estas conductas concuerdan con la conformación de la llamada “Mesa Judicial” que presidía Macri con el fin de llevar adelanteaprietes y acciones destinadas operar en causas judicialescomo la petición que hizo el ex presidente a los dueños del Canal C5N para que lo ayudaran a meter presa a Cristina, lo que equivale a modificar la Constitución Nacional, en particular al art. 18, ya que se pretende eliminar la defensa del juicio y las garantías del principio de inocencia.

En definitiva, el apresuramiento con que la C. S. de J. hace lugar al Per Saltum, es totalmente inconsistente, en razón de que no hay una Crisis Institucional que justifique saltar las competencias de las cámaras y de esa manera, conociendo la ideología y los intereses de sus miembros, no podemos ignorar que el fallo no es ajeno al poder dictatorial de Macri.

UNA REFERENCIA A LAS CAUSAS Y LOS EFECTOS

Desde nuestro punto de vista se hace necesario poder analizar las causas y los efectos de los acontecimientos políticos y socioculturales de una sociedad que como la nuestra está plagada de interrupciones institucionales. Muchas veces no se tuvo en cuenta que en 1810 los patriotas produjeron una verdadera revolución al decidir la sustitución de la Soberanía Monárquica, por la Soberanía del Popular.

A partir de este acontecimiento político, nuestra historia huele a la sangre de todos los que fueron eliminados, fusilados. Y no me refiero a la masacre del 76, sino a distintos períodos que se inician en 1930 como el derrocamiento del Presidente Hipólito Yrigoyen.En este caso como en los hechos posteriores, debemos detenernos para poder entender el papel político de la Corte Suprema de Justicia, tildada por los dueños del poder y de los medios de la prensa hegemónica como el guardián de los derechos y las garantías de los ciudadanos y ciudadanas. Sin embargo debemos definir con toda precisión que fue la Corte Suprema de Justicia la que por medio de una simple Acordada de fecha 10 de septiembre de 1930,la que  legalizó el derrocamiento del Pte. Yrigoyen con un argumento falaz como fue el de denominar a los golpistas como “Gobiernos de Facto”, lo que desde la doctrina no fue un error sino la justificación de distintas etapas de gobiernos cívico-militares, asumidos sin el voto popular que gobernaron sin constitución, sin república y sin Estado de Derecho. Lo mismo ocurrió en la etapa del periodo que va desde el 2016 al 2019, sólo que esa vez, se trató de un gobierno elegido a través del voto.

Para poder fundamentar este tema desde el punto de vista constitucional se hace necesario atender los conceptos del Constitucionalista Carlos Sánchez Viamonte que en su obra Manual de Derecho Constitucional sostiene que en el sistema americano la expresión “Gobierno de Hecho” debe ser reservada exclusivamente para los casos de auténtica revolución, es decir cuando se produce un cambio de gobierno (y no de los funcionarios que lo desempeñan) porque se crean funciones de facto como consecuencia de haber caducado las funciones de jure correspondientes al orden jurídicoinstitucional anterior.

Esto es lo que ocurrió en Cuba,donde, de un Sistema Capitalista, se pasó a uno Socialista, como en 1810 con la Revolución de Mayo que sustituyó a la soberanía monárquica por la soberanía popular, razón por la cual ya no era necesaria la participación de Dios a través del monarca, sino que aparece como sujeto soberano el pueblo.

Podemos definir a la Corte Suprema de Justicia como la institución jurídica que fundamentó los golpes de estado desde el año 1930, cometiendo un grave error al confundir a los gobiernos de facto con golpes de estadoya que según el autor citado, se trata de simples funcionarios de facto. En efecto, Sánchez Viamontesostiene que funcionario de facto “es aquel que tiene títulos legítimos habilitantes para el cargo por nombramiento o elección aunque incompletos o defectuosos.Cuando se carece de título legítimo no se trata de un funcionario de facto sino de un Usurpador.”

En consecuencia, en nuestra Historia Política la única Revolución que existió fue la que los patriotas imbuidos por la influencia de la Revolución francesa, llevaron a cabo, resolviendo desde entonces que el único titular de la soberanía es el pueblo.

La Rioja 1/10/2020.

Bibliografía consultada:

  1. Sánchez Viamonte: Manual de Derecho Constitucional.
  2. Informe del relator especial de la ONU : Diego GarciaSayan.
  3. Robo para la Corona : Horacio Verbitsky.
  4. Hacer  la corte: Horacio Verbitzky
  5. El Poder constituyente: SanchezViamonte.
  6. Constitución Nacional: Art 99 inc 4.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí