“Más Memoria, más Derechos”, una consigna para avanzar hacia los intereses populares

Sitio Provincial de la Memoria

A 45 años de  la última dictadura cívico-militar y eclesial,  decenas de actividades por  memoria verdad y justicia florecieron en nuestra provincia,  para repudiar el terror  que ésta instauró en aquel momento,  pero también para reivindicar  la vigencia de  la lucha por un mundo más justo.     

El fortalecimiento de las organizaciones político- sociales y el amplio compromiso con el que se trabajó la fecha desde el Estado provincial se complementan para  avanzar  en la conquista de un nuevo piso de conciencia crítica  en la ciudadanía riojana.

A 45 años, la conmemoración del genocidio tuvo en La Rioja una  potencia inédita. Un nuevo piso de sentido común se afirma en la argentinidad y nuestra provincia no es ninguna excepción del “interior”, a la que  se podrá  juzgar siempre de  despolitizada. Hubo intereses  para despolitizarla,  pero hay razones para creer que esto no es tan fácil.

Todas,  o casi todas las organizaciones político-sociales y organismos del Estado planificaron y concretaron  una o más actividades  para recordar la fecha. Como referencia de este  compromiso,  se puede decir que este 24 Marzo,  por primera vez,  la Residencia de Gobernadores de La Rioja, donde se realizó el acto oficial del Día de la Memoria, recibió la visita de Marcela Brizuela de Ledo, Presidenta de Madres de Plaza de Mayo filial La Rioja. El hecho sienta precedente y hace suponer  que esto tiene piso de seguir creciendo;  y que en adelante la Memoria del Golpe ya no será una bandera popular  que desde el Estado  solo la deba asumir la  Secretaria de DDHH de la provincia, la cual lo vine haciendo con  una trayectoria intachable, sino que será/ría un compromiso de todo funcionarix del Estado.  La consigna del Gobierno este año fue: “Mas Memoria, Más derechos”,  interpelando  hacia dentro y al conjunto de la sociedad.  

La memoria de los mártires y víctimas de Golpe  disputa sentido  en el territorio, con la comunidad,  en las instituciones y organizaciones donde lxs desaparecidxs y víctimas transitaron su vida; y es anclando la memoria a los  lugares concretos,  la forma en la que se da una batalla cultural imprescindible para entender el presente y forjar un futuro con más igualdad. De allí la señalizaciones y actos homenajes en distintos sitios de toda la provincia. A nivel nacional la consigna fue “Plantar Memoria” y en La Rioja se multiplicaron los actos donde se plantaron árboles para recordar a desaparecidxs. Nunca como en estos tiempos la lucha de Ex presxs políticxs tuvo tanto sentido.

El partido Justicialista provincial sacó  un comunicado para poner en relieve la importancia de la conmemoración, lo que  refleja  claramente el nuevo momento que atraviesa con la conducción de Ricardo Quintela; algo clave si se piensa la forma en la que el Partido mayoritario del Frente de Todxs   puede  incidir  en la política riojana, de acuerdo al paradigma que lo rija,  o la organización que se de para su funcionamiento.  

Nada nace de un repollo. Toda esta energía creativa desplegada para fortalecer los pilares de Memoria,  Verdad y Justicia en la provincia, guarda  relación con la magnitud que aquí tuvo el terrorismo de Estado.  Vale recordar  que en relación número de  habitantes – cantidad de desaparecidxs,  encarceladxs y cesanteadxs, La Rioja encabeza la lista con el promedio más alto.

 La tradición de resistencia riojana viene de lejos,   si se quiere, desde las luchas contra los conquistadores. Los  últimos levantamientos  originarios  tuvieron lugar en  estas tierras.  La lucha contra el opresor  siguió con la causa  federal;  ahora ese opresor es el neo colonialismo financiero y la matriz centralista siempre  funcional,  que  tras haber destruido los entramados productivos   profundiza  las  asimetrías en el desarrollo.  Hay  tiempos  de avances  y repliegues,   pero  estamos ante una nueva primavera de unidad popular cuya sinergia desafía los límites culturales que las corporaciones  pretenden imponer y es tiempo de avanzar.  

El poder real  lo niega,  lo oculta,  lo distorsiona, sin embargo  el pueblo  asocia  cada vez con mayor convicción  que aquel plan de exterminio y terror, llevado adelante por las fuerzas de seguridad del Estado, tuvo la misma motivación y los mismos  beneficiarios locales,  que el  orquestado por el poder real  con la estrategia de golpe blando conocido como “Lawfare”. Son planes que el imperio impone a nivel regional. Antes con el terrorismo de Estado, hoy con la guerra jurídica- mediática, pero la motivación  sigue siendo  económica y sus socios son los mismos.  Los beneficiarios  locales de golpe del 76, y los del lawfare  de los últimos años,   son los mismos y hasta con los mismos argumentos.

El Tala Comunicación Popular

Artículo anteriorOpinión: Ciudad de La Rioja “De la pandemia al pandemónium
Artículo siguienteEl Gobierno provincial anunció medidas ante el amunento de casos Covid

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí