“Mi hija es Chaleco Rojo»

Los llamados chalecos rojos, que vemos a diario en las calles o barrios de nuestra Ciudad,  se volvieron populares.

Populares no por tan sólo verlos, sino por la tarea de concientización y la ayuda que brindan,  a quien lo necesite. Son pibas y pibes que entendieron que había que ponerle el cuerpo a esta emergencia sanitaria, y así cada día,  sin importar el pronóstico, cumplen con su tarea, con mucha responsabilidad y respeto.

Lo que hay que decir que no siempre son correspondidos,  y no son pocas las veces que deben lidiar con el enojo y la frustración de quienes no pueden o no quieren valorar a quienes los cuidan.

Por citar solo un ejemplo de una familia orgullosa de su hija, compartimos el posteo del Padre de Delfina Tineo:

Mi hija es «Chaleco Rojo»

Me da mucha bronca escuchar o leer por ahí a algunos, influenciados por advertidos periodistas, hablar mal o insultar livianamente a los «Chalecos Rojos».

De lunes a viernes a la 7:30 llevo a mi hija de 19 años a la puerta del Banco para que realice la tarea de ordenar, advertir, aconsejar y otras hierbas a los usuarios del Banco en estas nuevas normalidades.

– Hoy les tuve que activar la tarjeta a una pareja mayor que no sabían como hacerlo.

– Una señora me puteó por que le dije que se ponga bien el barbijo.

– Que frío que hizo.

– Un metro y medio de distancia, no entienden y se enojan, están las marcas en el piso!

– Una señora nos trajo caramelos.

– Esta mañana estuve cuidando al nene de una chica por que no dejan entrar niños al banco.

Ellos están expuestos para darte una mano a vos, a tu mama, a tu abuelo.

Estoy orgulloso de mi hija y sus compañeros de militancia.

Estoy orgulloso y agradecido de «Los Chalecos Rojos» militantes de la vida!

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí