Natalia Pizarro “Hay una creencia equivocada que se va a liberar de manera masiva a presos y no es así”

Natalia Pizarro, a cargo del Patronato de Liberados y liberadas de la provincia de La Rioja, habló sobre la situación que se vive en las cárceles ante la pandemia del Coronavirus y el pedido de libertad de los reclusos. En ese sentido, consideró como “alarmante y preocupante la opinión que tiene la mayoría de la sociedad respecto a este tema, porque existe mucha desinformación y desconocimiento al respecto”.

“Lo primero que se debe aclarar, es que en nuestro país existen leyes y existe una división de poderes de acuerdo a nuestra Constitución Nacional. Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y que los únicos que pueden disponer de personas privadas de la libertad y que pueden hacerlo, son los jueces. Entonces cuando se intenta culpar al presidente, y en nuestra provincia al gobernador de estas decisiones están equivocados y desconociendo un principio básico de organización de nuestro Estado”, recalcó.


Asimismo indicó que “en segundo lugar desconocen que los jueces toman sus decisiones no de acuerdo a su voluntad o a su opinión, sino que deben ajustarse a lo que marcan las leyes, en este caso el Código Penal, los Códigos Procesales Penales, la Constitución Nacional y fundamentalmente los tratados internacionales que nuestro país ha suscripto y por lo tanto tiene la obligación de cumplir. Y de no cumplirse el Estado va a ser responsable y puede ser condenado internacionalmente”.


Además recordó que “a principios de la pandemia, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha dictado un par de resoluciones al respecto, la Resolución 01/20 denominada Pandemia y Derechos Humanos, y la Resolución 066/20 en la cual urgió a los Estados a enfrentar la gravísima situación de las personas privadas de la libertad en la región y adoptar medidas urgentes para garantizar la salud y la integridad de esta población y de sus familias”.
“En particular lo que hizo la Comisión es instar a los Estados a reducir la sobrepoblación en los Centros de Detención, en las cárceles, como una medida de contención de la pandemia, manifestando su profunda preocupación por las alarmantes condiciones en las que se encuentra la población carcelaria en la región, que incluye precarias condiciones en salubridad e higiene y niveles de hacinamiento extremos”, afirmó Pizarro.

Pedidos de libertad


En referencia a los pedidos de libertad de reclusos, indicó que “fundamentalmente lo que debemos aclarar es que los pedidos de libertad que se hacen o de prisión domiciliaria, no son para todos, no son para todos los delitos, no son en todos los casos, sino que se respete lo que ya han establecido hace mucho tiempo las leyes de ejecución de la pena privativa de la libertad enmarcadas en tratados internacionales, y que tienen que ver con que se resuelvan a su debido tiempo los pedidos de libertad condicional, los pedidos de asistida de libertad definitiva para aquellas personas que ya están en condiciones de obtener tales derechos”.
“No son beneficios, estas condiciones son derechos porque están establecidos en las leyes, en la Constitución Nacional, en los tratados internacionales. Este es un punto fundamental que hay que aclarar”, destacó.


En ese sentido, hizo hincapié en que “hay una creencia equivocada de la sociedad que se va a liberar de manera masiva a presos, a cualquier tipo de presos condenados por cualquier tipo de delito, y no es así. Lo que se está discutiendo y lo que ellos peticionan, es que se les conceda estos derechos que marca la ley de obtener la libertad condicional, que es aquella que se obtiene únicamente cuando se cumplen las dos terceras partes de la condena, o la libertad asistida que se obtiene cuando faltan seis meses para el agotamiento total de la pena”.


“También están pidiendo que se resuelvan las situaciones procesales de aquellos que tienen prisión preventiva, o sea están en una cárcel, pero son inocentes ya que no tienen una sentencia, porque todavía no se ha llevado a cabo un juicio que permita el dictado de una sentencia, y ya están en tiempo de que se cumpla, de que se lleve a cabo este procedimiento judicial”, indicó.


“Entonces cuando pasa mucho tiempo en que no se respetan esos derechos, es lógico que se genere malestar. Yo creo que las instituciones y quienes están al frente son los que deben dar el ejemplo, en este caso la justicia, de cumplir con los plazos que les están marcando las leyes”, apuntó.


Además, enfatizó que “tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, como la Alta Comisionada de Derechos Humanos, e incluso la Organización Mundial de la Salud han determinado que estas condiciones de hacinamiento son peligrosas, porque actúan como focos de propagación del virus y puede llevar a una catástrofe humanitaria si la población carcelaria se infecta porque no están solamente los internos ahí, sino también está todo el personal penitenciario que entra y sale, así como los profesionales que los asisten”.


“Es importante recalcar que esto no es algo que sucede solamente en nuestra provincia, sino que sucede a nivel mundial. Los motines ya se venían llevando a cabo en otros países, entonces la CIDH había tomado precauciones al respecto dando una serie de instrucciones, que yo creo que, si la justicia argentina y la justicia riojana las hubieran tenido en cuenta al comenzar la pandemia, estos problemas que han sucedido, no se hubiesen ocasionado”, afirmó la funcionaria.


También consideró que “en nuestra provincia específicamente, la justicia debe tomar en cuenta estas recomendaciones de los organismos internacionales, y resolver en tiempo y forma las solicitudes. Creo que nuestro Gobernador ha realizado este pedido a la justicia, nada más ni nada menos que cumplan con lo que está establecido por las leyes, y de esta manera es la mejor forma de contribuir a una mejor sociedad, en la que haya dignidad, justicia, y sobre todo seguridad para todos y todas”.


“Los otros derechos como salud, alimentación, como comunicación, son derechos que deben mantenerse vigentes, y si esos derechos no se cumplen en el interior de los centros de detención, es muy probable que estas personas no respeten a los demás, y hasta incurran en actos violentos, o en reclamos y protestas que no pacíficas”, concluyó.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí