Opinión – Angelelli, un mártir incómodo

Mariano SaraviaEste viernes estaremos con el Grupo Angelelli (Quito Mariani, Víctor Acha, Tata Ortiz y Nico Alessio) y con dos grandísimos músicos (Santi Ochoa y Diego Cortez) en La Rioja presentando este espectáculo, en vísperas de la beatificación del obispo Enrique Angelelli y los otros tres mártires riojanos: Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville y Wenceslao Pedernera. Por el periodista y escritor Cordobés Mariano Saravia.

Participarán como invitados el obispo Marcelo Colombo, Angélica de los Santos, Esteban Carranza y Vitín Baronetto.

-¿Por qué decimos que es un mártir?

Porque fue asesinado por la dictadura militar y los oligarcas y terratenientes de La Rioja.

-¿Por qué lo mataron?

Por ser consecuente con lo que decía: «Un oído en el pueblo y el otro en el Evangelio». Por luchar por los pobres y contra los explotadores y parásitos de la sociedad: la clase dirigente argentina.

-¿Cómo lo mataron?

Fingieron un accidente de auto el 4 de agosto de 1976.

-¿Quién fue responsable?

Luciano Benjamín Menéndez, que desde Córdoba manejaba 10 provincias, entre ellas La Rioja. También sus subalternos y los oligarcas riojanos que odiaban a Angelelli.

-¿Qué hizo la Iglesia Católica?

La jerarquía de la Iglesia Argentina fue cómplice del asesinato, sobre todo Primatesta, Quarracino, el nuncio apostólico y hay algunos que siguen siendo cómplices y canallas: monseñor Baseotto y monseñor Aguer, que insisten en que fue un accidente «que se merecía» por ser un obispo montonero y comunista.

-¿Cómo se quebró la impunidad?

Primero con la construcción de memoria por parte de la otra Iglesia, los miles de laicos, laicas, curas y monjas que trabajaron por memoria, verdad y justicia, entre ellos el Grupo Angelelli y la revista Tiempo Latinoamericano que dirige Vitín Baronetto.

-¿Cómo llegó la verdad y la justicia?

Primero con una causa judicial que terminó con condenas a cadena perpetua para los genocidas responsables.

-¿Y en la Iglesia?

Luego, vino el proceso de beatificación que potenciaron el ex obispo de La Rioja, Marcelo Colombo, y el Papa Francisco. Ese proceso culmina el sábado que viene con la beatificación del Pelado Angelelli.

-¿Por qué mártir?

Porque la Iglesia puede hacer santa a una persona por dos vías: por la vía del milagro (te ponen en una estampita y te neutralizan) o por la vía del martirio (mucho más interesante). Lo que está diciendo la otra Iglesia es que Angelelli fue asesinado por defender el Evangelio y los pobres, y que la Iglesia de Primatesta y compañía fue cómplice de encubrimiento, al menos.

-¿Por qué ese mártir es incómodo?

Porque la Iglesia oficial de Córdoba sigue queriendo ocultarlo, evidentemente le molesta la decisión del Papa de beatificar a un obispo de los pobres. El actual obispo Náñez y su obispo auxiliar Torres hacen lo imposible para no hacer olas, para que esto pase rápido y desapercibido por la sociedad cordobesa. Hace unos años hubo un bombardeo mediático por la beatificación del Cura Brochero, salió en todos lados, hubo fiestas, celebraciones populares, etc. Y vaciaron el contenido más político de Brochero. Ahora, las pocas celebraciones de otro santo cordobés son puertas adentro de la Iglesia, como para que nadie se entere.

Les duele que Enrique Angelelli sea santo y que sus luchas populares sigan siendo nuestra guía y faro.

 

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí