Piden «la inmediata detención» de los imputados por la muerte del tatuador

Los abogados querellantes en el caso del «homicidio simple» del tatuador Alejandro Bravo, los doctores Pavón y Gómez, solicitaron «la inmediata detención» de los cuatro imputados en la causa, los policías Nicolás Ochoa, Matías Contreras y José Oviedo, y el militar Oscar Ríos, por existir «gran riesgo procesal». Por El Independiente

En diálogo con medios radiales, el doctor Gabriel Pavón, quien junto a Sergio Gómez son los representantes de la familia del tatuador Alejandro Bravo, quien habría sido asesinado en un confuso hecho ocurrido el 22 de enero último, confirmó que el lunes desde la Justicia se les informó que la caratula, que en un principio estaba como “averiguación de muerte”, pasó a “homicidio simple” y se imputó a cuatro personas por el hecho, los dos vecinos que persiguieron y redujeron a Bravo en el barrio Nueva Esperanza (Ochoa y Ríos) y a los dos efectivos policiales que acudieron al lugar y demoraron al tatuador para trasladarlo a la Alcaidía capitalina.

Sin embargo, remarcó el doctor Pavón, al cierre de la edición gráfica del matutino, que la Justicia “aún no emitió una orden de detención” de los imputados. Ante esto, le enviaron una petición al doctor Gustavo Farías, titular del Juzgado de Instrucción Nº 3 a cargo de la causa, “para que se detenga a estas personas, porque existe riesgo procesal”. Asimismo, consultado sobre cómo avanza la investigación, el abogado indicó que todavía no se receptó la declaración de ninguno de los involucrados en el hecho, como así tampoco de los peritos. “Hay varios videos que tenemos que analizar bien y estamos a la espera de que nos envíen el expediente en su totalidad. Ni nosotros como querellantes, ni el doctor Benítez como defensor, hemos tenido acceso al expediente completo”.

Pavón expresó que “se han barajado miles de hipótesis, en un principio se justificó que se lo redujo porque había intentado robar en domicilios. Eso quedó totalmente descartado, porque la fiscal en Feria de entrada entendió que no se estaba cometiendo ningún hecho delictivo. Pero nos llama la atención el saber cuál fue el motivo que llevó a estas personas involucradas, que estamos convencidos de que son más, a trasladarlo a la Alcaidía, adonde no llegó a ingresar”.

Finalmente, reiteró que “los imputados no pueden estar en libertad mientras la prueba se está produciendo, porque existe un riesgo procesal altísimo” y adelantó que en la jornada de hoy brindarán una conferencia de prensa, “una vez leído todo el expediente”.

Artículo anteriorPrecios cuidados en cortes de carne
Artículo siguienteEl gobernador Ricardo Quintela entregó móviles a la fuerza de seguridad de gran parte de la provincia

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí