Plan Angelelli de desarrollo e integración urbana

Por Delfor » Pocho» Brizuela. Cuando el corazón late con el pueblo y el oído escucha sus clamores, el Estado planta bandera de dignidad.

El día que el gobernador Quintela eligió como lema de su gestión «Un oído al pueblo», la evocación de esa frase nos remitía a la pastoral desplegada por el Obispo Mártir, Enrique Angelelli, que marcara a fuego la historia riojana de los últimos 50 años.

Una marca signada por una profunda identificación con la liberación del pueblo pobre y postergado.

Decía Angelelli en setiembre del año 1969:
«El agua es para todos; la tierra es para todos; el pan es para todos. Y esto no es subversión…Yo sé que esto puede afectar algunos intereses…Pero de debe estar, y se está, profundamente comprometido con el desarrollo del ser humano.»

51 Años después, un gobierno popular, conducido por Ricardo Quintela, vuelve a ponerse en ese lugar al que convocaba Angelelli: el desarrollo integral del riojano y la riojana, de la comunidad escuchada y organizada, el acceso a derechos básicos y esenciales como el agua potable, la energia eléctrica, el saneamiento, la tierra y la integración urbana.

El espíritu y el nombre de Angelelli tiene nombre: DIGNIDAD. Y ese nombre está más vivo que nunca.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí