Propuesta Constitucional para el Progreso Social

Por Marta Isabel Salinas – La constitución es el pacto fundante de una sociedad organizada política, social e institucionalmente. Es el acuerdo basal de una sociedad, cuyo consenso se expresa en el compromiso de respetar las normas que regulan la vida de todos los habitantes de una comunidad organizada políticamente en estado.-

Constitución es un concepto que proviene del latín, cum: juntos, statuire: estatuir; el significado es claro, juntos estatuir, juntos legislar.

El respeto a las normas acordadas por la mayoría social representada por el poder constituyente reunido en asamblea, que sanciona la constitución vigente en una sociedad histórica determinada, no significa desconocer la innegable necesidad de adecuar, conforme a las exigencias de la realidad dinámica y cambiante, las normas que rigen la vida de una sociedad.-

La conciencia constitucional de una sociedad se energiza con el respeto al pacto fundacional que compromete a todas las personas que habitan ese territorio, pero de ninguna manera implica inmovilismo normativo que ignore los procesos dinámicos de la vida social, disociando la realidad constitucional de la vida misma de la sociedad organizada jurídicamente en el estado. Cuando las normas ignoran las transformaciones, que son una realidad innegable, el resultado indeseado por cierto es la anomia. Todas las constituciones escritas en el mundo prevén mecanismos para su reforma. El compromiso es respetar el procedimiento normado para su reforma, cuando esta sea declarada necesaria por ley, con la mayoría requerida, para garantizar la vigencia de la legitimidad y legalidad del procedimiento reformista.-

Vivimos tiempos de cambios; las transformaciones son recurrentes, amplias en su inserción y profundas en sus efectos. La palabra crisis se escucha repetidamente en el ámbito privado y público expresando la característica de los procesos de este tiempo. Los orientales expresan el concepto de “crisis” o “cambio” con dos ideogramas combinados, uno que significa “peligro” y otro que significa “oportunidad”. En el sánscrito existe una raíz compatible entre “kri”, que significa limpiar o purificar y “kriterio” que alude a la inteligencia o juicio necesario para tomar una decisión. El concepto griego de “krisis”, latinizado como “crisis”, emana del verbo krinein, que significa separar o decidir y algo que se rompe. El concepto crisis tan usado en el lenguaje cotidiano expresa una contienda entre dos fuerzas contrarias: el cambio o la resistencia al mismo, la siempre presente dialéctica entre lo viejo y lo nuevo, lo que conserva y lo que transforma. El impacto en la sociedad de los procesos de cambio es muy profundo y exige adecuaciones normativas, para resolver las tensiones producidas por las nuevas realidades en las normas vigentes.-

El proceso social de ampliación de formas participativas de la ciudadanía, los cambios motorizados por las nuevas formas de comunicación y acceso a las nuevas tecnologías, los nuevos derechos y paradigmas impensados hace una década, otras formas de interacción en todas las facetas de la vida diaria, deben ser incorporados al plexo normativo y exigen actualizar el texto constitucional. Aceptar lo nuevo y darle contenido constitucional es una necesidad. El prodigio de la conectividad ha generado una nueva cultura participativa, comunicacional y social. Nuevos derechos se afianzan como practica cotidiana y es necesario darles sustento y seguridad constitucional.

La energía social de estas transformaciones tiene la fuerza de la evidencia y los procesos de voluntad de cambio, cuando encuentran una personalidad con capacidad política para liderarlos, se identifican mayoritariamente con quienes lideran e interpretan esos movimientos transformadores que promueven la participación y el progreso.

En La Rioja se inicia un proceso de transformación integral para el progreso social, que concita la adhesión ciudadana. La mayoría electoral en las pasadas elecciones expresó de manera clara, mayoritaria, contundente e incuestionable su apoyo al proyecto político que lidera el gobernador riojano Ricardo Quintela, quién incluyó en su propuesta la reforma de la constitución provincial, como parte de su plataforma electoral y que fue parte destacada en su discurso de campaña, en todo el ámbito provincial.-

Ante esta realidad y frente a la necesidad de proveer contenido constitucional a las nuevas demandas y requerimientos sociales, se ha instalado el debate reformista. Ahora el compromiso es participar, aportar ideas, propuestas y contenidos, con convicción, sólidos fundamentos, rectitud y vocación patriótica, para lograr el mejor texto posible, para promover el progreso social y así hacer nuestro aporte a la constitución que será el compromiso y propuesta de la presente generación a las próximas generaciones.-

Sumémonos, unidxs y organizadxs, a la propuesta reformista para promover el progreso inclusivo con justicia social, la modernización institucional, la incorporación de nuevos derechos, perfeccionar y consolidar de la democracia y así contribuir a realizar la grandeza de La Rioja y la felicidad de su pueblo. Que así sea.-

Dra. Isabel Marta Salinas. La Rioja, 26 de abril de 2021.-

Artículo anteriorMujer y Diversidad y centros de salud articulan para la atención de situaciones de violencia de género
Artículo siguienteEl Gobierno avanza en la construcción de nuevos reservorios de agua en distintos departamento

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí